El trucazo para elegir las mejores mandarinas en supermercados

Comparte en redes

Para elegir las mejores mandarinas del super, hay un truco muy sencillo que puedes seguir para asegurarte de obtener frutas jugosas y dulces. Aquí te detallamos un truco con tres pasos que no fallan.

ESPAÑA.- Las mandarinas son una de las frutas más sanas y exquisitas, siendo mucho más que un alimento de sabor jugoso y agradable. Se trata de un cítrico que tiene numerosos beneficios para la piel, el cabello y para la salud en general, contribuyendo incluso a hacer frente al aumento de peso y a prevenir el cáncer.

Sin embargo, a la hora de acudir a la frutería, es posible que en ocasiones no se haga una buena elección, lo que se puede solucionar siguiendo un truco con tres pasos que no fallan para disfrutar de las mejores mandarinas.

Los expertos destacan tres elementos a los cuales hay que prestar atención, comenzando por la cáscara, en la que más allá de su aspecto, hay que fijarse en su firmeza. Cuando se presiona la fruta, se debe encontrar un tacto que no sea ni demasiado blando ni muy dura, y además debe ser brillante y con aroma.

También es importante fijarse en el tamaño y el peso, siendo habitual que las piezas más pesadas y grandes posean en su interior una mayor cantidad de jugo, lo que hace que a su vez sean más dulces y sabrosas. En tercer lugar, hay que fijarse en su color, comprobando que tenga un tono uniforme y esté libre de manchas o tonos marrones, ya que en este caso será un claro signo de que la fruta está pasada o ha comenzado a secarse. Si predomina el verde, significará que no está lo suficientemente madura.

Tipos de mandarinas
Existen tres tipos de mandarinas a las cuales poder recurrir para incluir esta fruta en la dieta y disfrutar de sus múltiples beneficios. Son las siguientes:

Satsuma: con una gran resistencia al frío, se cultiva en España, pero es originaria de Japón, concretamente de Satsuma, de ahí su denominación. Una de las razones por la que es la preferida de muchos es porque no suele tener semilla. Se vende tanto entera como para zumo natural.

Clementina: dentro de las clementinas nos podemos encontrar con cuatro subtipos. Todas ellas suelen estar libres de semillas y tienen una pulpa carnosa, que tiene un sabor dulce e intenso. Son perfectas para zumo y proceden del mandarino común, siendo las más populares de todas las mandarinas.

Híbridos de mandarino: existen distintos tipos de híbridos de mandarinos, que en este caso se originan por el cruce que resulta entre diferentes especies. Las más populares son la clemenvilla, nardocott y murcott, siendo las dos últimas muy jugosas, dulces y con semillas, mientras que la primera, de color intenso, es habitualmente usada para hacer zumo.