La CEL finalizó el proceso de competencia internacional para la construcción de dos nuevas plantas geotérmicas en El Salvador


EL SALVADOR.- El presidente de la Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), Daniel Álvarez, cerró el proceso que inició en agosto de 2022, para poder ejecutar la construcción de dos nuevas plantas geotérmicas en El Salvador, en San Vicente y Chinameca.

Las plantas de San Vicente y Chinameca, en conjunto inyectarán 30MW al mercado eléctrico nacional, «permitiendo el máximo aprovechamiento del llamado petróleo blanco», proyectó el presidente de la CEL.

«Actualmente, la energía geotérmica representa el 25% del mercado eléctrico nacional, la apuesta del presidente Nayib Bukele es expandir la generación de energía renovable», sostuvo el presidente Álvarez.

En ese sentido, se inició el proyecto, y para la búsqueda de la empresa encargada, las competencias se realizaron bajo la modalidad: “Construye, Opera y Transfiere”, mejor conocida como BOT por sus siglas en inglés, «un proceso legal amparado por la legislación vigente», indicó el presidente de la CEL.

Las empresas internacionales que participaron en esta última etapa son: Abioma, compañía de origen francés; InterEnergy, un consorcio inglés panameño; y DEREN-GEODESA, un consorcio mexicano. «Las empresas internacionales tienen vasta experiencia en geotermia y tienen las credenciales para poner en marcha ambos proyectos geotérmicos», enfatizó el presidente de la CEL.

Todas entregaron su oferta económica para la construcción de las plantas geotérmicas de Chinameca y San Vicente.

También, se sometieron a un concurso transparente, que constó de cuatro fases, a través de la presentación de las carpetas: Legal, financiero, técnico operativo y este lunes, entregarán el sobre «D» que incluye el precio final.

De las tres empresas, una vez anunciada la ganadora, se le solicitará la garantía de mantenimiento de dicha oferta en un plazo de 180 días para luego dar paso a la negociación final del contrato y posterior firma, explicó el presidente de la CEL.

Finalmente, «una vez firmado, se procederá a ejecutar los proyectos geotérmicos en un período que se prevé ronde los 24 meses».