Guevara sobre Informe de Libertad de Prensa 2023 de la APES: «si yo pienso que en vez de Asociación de Periodistas de El Salvador, significa Asociación de Periodistas Pagados por Embajadas y Soros. ¿Eso es una agresión?»

Comparte en redes

El legislador criticó el informe de la APES, que refleja un incremento en un 66.3%. de las agresiones hacia periodistas.

EL SALVADOR.- En su ultimo informe de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), destacaron que las agresiones contra periodistas y medios de comunicación aumentaron de 187 a 311 casos entre los años 2022 a 2023, esto equivaldría a un 66.3 %. Uno de los primeros en reaccionar fue el diputado Christian Guevara: «Estimados, señores de APES, Tengo una duda. Si yo pienso que en vez de Asociación de Periodistas de El Salvador, APES significa Asociación de Periodistas Pagados por Embajadas y Soros. ¿Eso es una agresión? Digo, porque TODO mundo sabe que la gran mayoría de sus afiliados son “periodistas” de medios financiados por “cooperación internacional” y ONG vinculadas a Open Society. Es decir, supongo que no es agresión porque es la verdad y los periodistas siempre están del lado de la verdad o por lo menos eso me enseñaron cuando estudié periodismo en la Universidad», puntualizó.

En otro post el parlamentario destacó: «Gracias a Dios que NINGUNA agresión fue de tipo sexual, ni de acoso. Es una gran noticia a nivel mundial que NINGUNA mujer periodista salvadoreña fue acosada durante el 2023. ¿O simplemente APES es cómplice encubridora de estos casos? Por eso es que El Faro y Factum siempre tienen alguien en la Junta Directiva, para evitar que este tema se toque y salgan casos a la luz«.

La APES también compartió un listado de los funcionarios que supuestamente han cometido más agresiones contra periodistas y en primera posición colocan al jefe de fracción de Nuevas Ideas, Christian Guevara, seguido del exdiputado de Gana, Romeo Auerbach. En tercer lugar está el presidente de la Asamblea Legislativa, Ernesto Castro. A lo que el legislador Guevara respondió. «¿Y dónde paso a recoger mi premio “Libertad de Expresión?».