¿Sabía usted qué hacer para prevenir enfermedades cardiovasculares?


El próximo 14 de marzo se conmemora el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular, para concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de cuidar de uno de nuestros órganos vitales.

EUROPA.- Desde el año 2005, el 14 de marzo se celebra el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular con el objetivo de llamar la atención a la población acerca de la importancia que tienen las enfermedades cardiovasculares. Debemos recordar que tanto el infarto agudo de miocardio como el ictus, son la primera causa de muerte en todo el mundo y que una gran parte de este conjunto de enfermedades podría evitarse siguiendo un estilo de vida saludable que conlleve la reducción de sus factores de riesgo.

Las principales causas que favorecen las enfermedades cardiovasculares, son fundamentalmente: el tabaquismo, el aumento del colesterol, la hipertensión, la diabetes, la obesidad y el sedentarismo. Todos estos factores de riesgo son modificables, es decir, podemos evitarlos o controlarlos.

Es cierto que existen también algunos factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares que no pueden modificarse, tales como la edad (a mayor edad, mayor riesgo) o el mayor riesgo para las personas con familiares directos que han sufrido un evento cardiovascular antes de los 60 años. No obstante, los estilos de vida que incrementan la probabilidad de padecer estas enfermedades sí pueden modificarse.

Con la plena convicción de que el mejor tratamiento es prevenir la aparición de estas enfermedades nos centraremos, a continuación, en los factores de riesgo en los que sí podemos actuar.

A continuación, se citan las medidas recomendadas para reducir el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular:

Evitar el consumo de tabaco, incluido el tabaquismo pasivo.

• Mantener una dieta sana y equilibrada, limitando al máximo el consumo de sal, evitar la obesidad y el sobrepeso (cuando la medición del perímetro abdominal es mayor de 88 cm en las mujeres y de 102 cm en los hombres, se considera que hay un aumento del riesgo cardiovascular.

• Desarrollar actividad física a diario. Lo mínimo que se recomienda es caminar, a buen ritmo, durante 30 minutos al día.

• Controlar las cifras de tensión arterial (por debajo de 140/90 mm Hg).

• Controlar las cifras de glucemia o glucosa en sangre (la cifra de glucosa en sangre se considera normal cuando es menor de 100 mg/dl en ayunas; entre 100 mg/dl y 126 mg/dl, y por encima de esta cifra, el médico propondrá la actuación a seguir para descartar una diabetes).

• Controlar las cifras de colesterol (el criterio de normalidad es mantener la cifra de colesterol total por debajo de 200 mg/dl).