Pese a investigaciones que indican que Lorena Peña fue favorecida con las «ONG fachada» afirmó que el Gobierno la persigue porque “les cae mal”

Pese a investigaciones que indican que Lorena Peña fue favorecida con las "ONG fachada" afirmó que el Gobierno la persigue porque “les cae mal”

Al mismo tiempo, la exdiputada aceptó que su partido aparece abajo en las encuestas de intención de voto, pero que cada partido «daría la vida por tener una militancia como la del FMLN».

SAN SALVADOR.- La exdiputada del FMLN, Lorena Peña, aseguró que la demanda civil de la Fiscalía General de la República (FGR), por enriquecimiento ilícito por más de $277,000, y otras acusaciones contra sus compañeros militantes, son porque buscan dejarlos en la calle y meterlos presos porque «les caen mal» al Gobierno.

«Pretenden dejarnos en la calle o meternos preso porque le caemos mal al gobierno. No es correcto que hagan uso de todo el aparato del Estado para esas calumnias y acusaciones infundadas, perseguirnos, difamarnos, calumniarnos y si haya ambiente meternos presos. Eso es otro de los propósitos, pero hay que luchar para que eso no ocurra».

Además, Peña expresó que están «persiguiendo» a Medardo González, Gerson Martínez, Sigfrido Reyes, Eugenio Chicas y otros militantes del FMLN porque «el Gobierno hace un cálculo malo sobre el FMLN porque ellos creen que por las divisiones del FMLN hay que cortar una parte y dejar la otra. Pero están equivocados porque la militancia está en todos los departamentos, organizada y nunca ha habido traidores. Los que hay se van o los echamos», indicó.

«Podrán dañar a Medardo, a Eugenio a mí, podrán seguir a Óscar Ortiz pero no van a poder destruir al FMLN», dijo. Al mismo tiempo, la exdiputada aceptó que su partido aparece abajo en las encuestas de intención de voto, pero que cuando se van a ver cada partido, incluido Nuevas Ideas «darían la vida por tener una militancia como la del FMLN».

Las declaraciones de Peña se dan ignorando que, según indica la misma población, tras dos períodos gubernamentales continuos, el FMLN perdió la confianza de los salvadoreños tras diversos escándalos por corrupción, nepotismo y pactos con las pandillas.