Natalie Portman y Benjamin Millepied se divorcian: “Ha sido un proceso doloroso”

Comparte en redes

La representante de la actriz ha confirmado a ‘People’ que la pareja ha puesto punto y final a su historia de amor tras 11 años casados. “Fue muy difícil para ella”.

ESTADOS UNIDOS.- Lo que era un secreto a voces se ha convertido en una realidad. Natalie Portman y Benjamin Millepied han puesto punto y final a su historia de amor después de 11 años de matrimonio, tal y como ha confirmado la representante de la actriz a la revista People, quien asegura que está saliendo de un proceso “realmente duro y doloroso” gracias al apoyo de su entorno más cercano.

“Al principio fue muy difícil para ella, pero sus amigos la apoyaron y la ayudaron a superar lo peor. Natalie está saliendo de un año realmente duro y doloroso, pero ha salido más fuerte y está encontrando alegría en su familia, sus amigos y su trabajo”, cuenta.

La mayor prioridad de Portman ha sido alcanzar “una separación amistosa” para garantizar el bienestar de sus dos hijos, Aleph y Amalia. “Ella y Ben realmente aman a sus hijos y están igualmente enfocados en ser los mejores padres compartidos posibles. Nada es más importante”.

La infidelidad que lo cambió todo
Los rumores de ruptura salieron a la luz el pasado verano cuando algunos medios de comunicación se hicieron eco de que Benjamin Millepied fue infiel a su mujer con una joven activista contra el cambio climático de 25 años. Ambos hicieron todo lo posible para encauzar su relación, pero no fue posible. “Millepie hizo todo lo posible para que Natalie lo perdonara y mantuviera unida a su familia tras conocerse las noticias de infidelidad”.

El pasado mes de agosto, las especulaciones acerca de un presunto divorcio cogieron fuerza cuando Natalie Portman apareció en un evento sin el anillo de matrimonio. People recoge que la actriz presentó la demanda de divorcio a los pocos meses de conocer la deslealtad protagonizada por su marido. Se oficializó en febrero en un juzgado de Francia, donde vivían desde hace años.

El rodaje de El cisne negro, cinta con la que Portman ganó un Premio Oscar, fue el lugar en el que empezó a fraguarse su historia de amor. Tres años más tarde se casaron en una ceremonia privada en California con pocos invitados.