Milagro Navas sobre Alcaldía de Nuevo Cuscatlán: «Vamos a quitar los puestos de confianza»

Comparte en redes

La alcaldesa Navas realizó una fiesta a los residentes de Nuevo Cuscatlán: «yo les prometo en nombre de Dios trabajar a la par de ustedes, porque lo dije en mi campaña y lo voy a repetir, yo no soy alcaldesa de escritorio, soy alcaldesa de territorio”.

EL SALVADOR.- Pese que aún no asume funciones, sino hasta el próximo 1 de mayo, la alcaldesa electa de La Libertad Este, Milagro Navas, no ha querido perder tiempo, y llegado a ese territorio que será distrito, para realizar una fiesta a los residentes de Nuevo Cuscatlán. La alcaldesa desde un escenario se dirigió a los asistentes, para prometerles progreso y trabajar por todos sin colores políticos y adelantó que habrá despidos para puestos de confianza en esa alcaldía: «quiero darle las gracias a Nuevo Cuscatlán, por haber confiado en mí, hay muchas cosas que aquí están pasando, pero que que con nosotros no van pasar».

«Aquí vamos a trabajar para ustedes sin colores políticos y yo luché por ganar con mi concejo municipal, para demostrar como se trabaja, porque el progreso del Antiguo Cuscatlán, lo voy a traer a Nuevos Cuscatlán. Se van a dar cuenta lo que es trabajar por las comunidades como debe de ser, todos tienen derecho a vivir bien, yo les prometo en nombre de Dios trabajar a la par de ustedes, lo dije en mi campaña y lo voy a repetir, yo no soy alcaldesa de escritorio, soy alcaldesa de territorio» «la gente humilde, que le dijeron que yo al venir iba a quitarlos es mentiras, vamos a quitar los puestos de confianza, porque nosotros no queremos tener gente que nos va a seguir haciendo daño«, destacó la alcaldesa quien lleva más de 36 años liderando Antiguo Cuscatlán bajo la bandera de ARENA.

La Alcaldía de Nuevo Cuscatlán, fue presida por Nayib Bukele, durante 2012, fue su primer cargo político. Navas ahora sumará a Nuevo Cuscatlán bajo la modalidad de distrito, luego de ganar La Libertad Este con 29,635 votos.

«Pero esta noche quería estar con ustedes para que disfruten para darle las gracias para ponerme a la orden en tres años, si Dios nos permite primero, le vamos a decir, a Dios, misión cumplida y después a usted preguntarles si quedan satisfecho con un trabajo que vamos a hacer, así que que Dios los bendiga disfruten».