La CEL protege 221 parcelas reforestadas en época seca y previo al invierno para conservar el medio ambiente y generar oportunidades de empleo


EL SALVADOR.- La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL), cuenta con un equipo de 44 guarda recursos para proteger siete zonas, entre las que se han dividido las 221 parcelas reforestadas en sectores del perímetro del embalse de la Central Hidroeléctrica 3 de Febrero.

El objetivo es darle cumplimiento a la medida ambiental de reforestación, con enfoque de regeneración natural asistida, establecida como compensación durante las etapas de construcción y de operación de nuestra quinta central hidroeléctrica, según la CEL.

En ese sentido, continuar protegiendo las zonas reforestadas, durante la época seca que comprende de noviembre a abril-mayo, los guarda recurso se encargan de elaborar y dar mantenimiento a brechas corta fuego, para prevenir incendios forestales.

También, previo al inicio del invierno de abril a mayo, siembran brotones de rebote de especies como: jiote, tempate, jocote y pitarrillo para reforzar los cercos las áreas reforestadas, que a su vez sirven como barreras vivas, así lo explicó la CEL.

“Estas actividades son oportunas en esta época del año, cuando incrementa la ocurrencia de incendios forestales debido a las altas temperaturas, así como por irresponsabilidad humana», afirmó el analista de Recursos Naturales de la CEL, Carlos Josué Rivera.

Actualmente, el equipo de guarda recursos también se encarga de recolectar y clasificar las semillas de árboles como: conacaste negro, conacaste blanco, nance, maquillishuat, bálsamo, árbol de fuego, entre otras especies nativas, para realizar siembra directa en las parcelas reforestadas.

Lo anterior, también, como parte de las acciones de regeneración natural asistida, que procuran mejorar el corredor biológico que se convierte en hábitat para fauna como cusucos, ardillas, diferentes especies de aves, serpientes y venados cola blanca, entre otros, según la CEL.

«Estamos procurando la conservación del medio ambiente y generando oportunidades de empleo a las familias que habitan en la zona de influencia de la Central Hidroeléctrica 3 de Febrero», concluyó la CEL.