Infartos en jóvenes van en aumento y esta es la alarmante causa

Comparte en redes

En los últimos años se ha vuelto más común escuchar sobre jóvenes que sufren de un infarto, pero ¿qué ha causado este desmedido aumento?

GUATEMALA.– Las investigaciones demostrarían que los ataques al corazón, o infartos al miocardio, están aumentando en los jóvenes alrededor del mundo, reportó National Geographic.

En el 2023, reportaron 215 muertes por infartos al miocardio, según los datos de necropsias realizadas por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses de Guatemala. Cerca del 9% de estos eventos se dio en jóvenes de 15 a 34 años de edad.

Según Walter Mazariegos Samayoa, Director General de la Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala (UNICAR), los infartos en los jóvenes tendrían causas distintas a los que ocurren en las personas de 35 años o mayores.

«La enfermedad que vemos en los jóvenes no es la misma de esas personas de 40 o 60 años que usted está diciendo, lo que está pasando con los jóvenes es el abuso de consumo por los líquidos energizantes», explicaba Mazariegos en una entrevista telefónica con Soy502.

En el 2014, la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió que el consumo de bebidas energéticas podría suponer un problema para la salud pública. Según sus datos presentados en aquel entonces, «incluso tan poco como 50 mg de cafeína puede inducir taquicardia y agitación. En sobredosis, la toxicidad de cafeína puede imitar la intoxicación de anfetaminas y conducir a convulsiones, psicosis, arritmias cardíacas y, potencialmente, pero rara vez, la muerte».

Además del uso de este tipo de bebidas, Mazariegos mencionaba a los cigarros electrónicos como otro posible factor que contribuiría a estos eventos. La OMS estaba preocupada por este tipo de productos, que están dentro del mercado abierto, y principalmente que se comercialicen entre jóvenes.

Por otro lado, National Geographic menciona que la culpa de una situación en que los jóvenes están sufriendo más problemas cardíacos tendría relación con un empeoramiento de los hábitos de vida, es decir, la mala alimentación y falta de ejercicio.

Esto podría tener relación con lo que Mazariegos menciona en cuanto a las causas de infartos al volante y su relación con el estrés y un agobiante estilo de vida en Guatemala.