Día Mundial de la Donación de Leche Materna


El Ministerio de Salud en ocasión de celebrar el Día Mundial de la Donación de Leche Materna

EL SALVADOR.- La Leche Materna es amor convertido en alimento y el mejor de los comienzos para la vida de un bebé. En nuestro país, juegan un papel importante los Bancos de Leche Materna, al beneficiar a los recién nacidos que no pueden ser amamantados por sus madres, debido a enfermedades, y que presentan bajo peso o nacimiento prematuro.

Actualmente, El Salvador cuenta con tres Bancos de Leche: Hospital Nacional de la Mujer, Hospital Nacional de San Miguel, y Hospital Nacional de Santa Ana; además de los 56 centros recolectores. Los primeros recolectan, analizan, pasteurizan, conservan y distribuyen la leche que servirá para alimentar a bebés que lo necesitan.

La leche materna, una receta única e irrepetible que nace del amor de cada mamita donante, debe ser recolectada y congelada tras los primeros diez días después de ser extraída.

Posteriormente es descongelada a 40° para conservar sus propiedades y proceder al análisis para verificar su calidad; si no se encuentran irregularidades, el alimento pasa a la siguiente fase, donde es combinada con otras que tienen sus mismas características: acidez y aporte calórico.

El paso siguiente es la pasteurización, un proceso térmico a 62.5° donde se elimina cualquier organismo patógeno que pueda estar presente en la leche y se estabilizan las características propias de este alimento de oro. De forma posterior, cuando la leche se enfría se procede al control de calidad microbiológico, donde se verifica que esta no presente bacterias.

Luego de todo este proceso, la leche permanece 48 horas en incubación, antes de ser utilizada para alimentar a bebés que lo necesitan.

El Ministerio de Salud, destacó que mantener Bancos de Leche es importante para el país y por ello publicó la historia de Arianna, una bebé nacida prematuramente a los 6 meses quien tuvo que mantenerse por 80 días en cuidados hasta lograr el peso ideal.