Conoce las cuatro cosas que no limpias en tu casa y deberías de iniciar a desinfectar


Algunas cosas que tenemos en nuestro hogar no gozan de la misma atención que otras a la hora de hacer la limpieza.

ESTADOS UNIDOS.- Cada hogar es distinto, pero la limpieza de la casa suele ser una de las prioridades para cada uno de sus habitantes.

Algunos lo hacen todos los días, otros cada semana; otros además de la limpieza rutinaria emprenden procesos de saneamiento profundo del hogar semestrales o anuales.

Sin embargo, hay objetos y espacios específicos a los que tal vez no les prestamos la misma atención, pero que acumulan suciedad, incluso en mayor proporción que otros más obvios.

A continuación te mostramos 4 objetos de la casa que quizá no limpias… pero deberías:

  1. Cafetera
    Una investigación hecha por la Organización de Salud y Seguridad Pública de EE.UU. (NSF, por sus siglas en inglés) señala que uno de los elementos de la cocina con mayor número de gérmenes es la cafetera.

Los investigadores hallaron hasta 67 tipos distintos de gérmenes dentro de las cafeteras examinadas.

Lo cierto es que hay dos problemas que se suman en el proceso de hacer café: el agua caliente no logra retirar todos los gérmenes y la cafeína es una lugar perfecto para el crecimiento de bacterias.

Por eso, los expertos recomiendan limpiar la cafetera al menos cada 3 meses.

En el caso de los dispositivos que funcionan con cápsulas, se recomienda la limpieza tras el uso de 100 unidades.

  1. Colchón
    Es cierto que la limpieza de un colchón no es nada fácil..

Pero comencemos con un dato: el cuerpo humano produce 1,5 gramos de piel muerta todos los días, que invariablemente terminan en tu colchón.

Un estudio publicado en la revista Royal Society Open Science en 2018 mostraba la limpieza de los colchones donde dormía un ser humano comparada con la de un chimpancé.

El resultado indicaba que los seres humanos ensucian casi un 30% más el colchón que un primate.

  1. Bolsas reciclables para la compra
    En muchos hogares se adoptaron las bolsas reusables para evitar el consumo de bolsas de plástico.

Pero nunca salen del carro o del carrito que llevamos al supermercado.

“Esas bolsas tienen más rastros de material fecal y bacterias como E.Coli que nuestra ropa interior“, le dijo al portal de noticias AARP el microbiólogo de la Universidad de Arizona Charles P. Gerba.

“Si usa las mismas bolsas para llevar productos cárnicos crudos y vegetales crudos, podría hacer una ensalada de salmonela muy fácilmente”, añadió.

  1. Esponja de lavar platos
    La esponja para lavar en la cocina nos sirve precisamente para retirar la suciedad más dura en ollas y platos.

Y damos por hecho que por contener jabón, o incluso por su función de limpiar y desengrasar, no necesita atención en ese campo.

Pues un estudio de la Universidad de Furtwangen, en Alemania, señala que puede haber mayor cantidad de gérmenes y bacterias peligrosas para el ser humano en la esponja de lavar los platos que en el propio fregadero o pileta.

El estudio halló en las esponjas de cocina analizadas cerca de 362 tipos distintos de bacterias. Muchas más de las que se encontraron en el baño.

La recomendación de los expertos es que las esponjas se laven al menos una vez por semana con cloro o lejía para evitar esta peligrosa acumulación de bacterias.