Cinco consejos para cultivar una amistad duradera


Los amigos «de toda la vida» se cuentan con los dedos de las manos, pero son relaciones clave para la salud emocional.

COSTA RICA.– Dicen que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Y no de extrañar, pues el ser humano, ya lo decía Aristóteles, es el animal social por excelencia. Sin relaciones sanas, la salud emocional de las personas decae.

En su libro VIII de la Ética a Nicómaco, el filósofo es tajante: la amistad es «lo más necesario para la vida». Y esas que perduran a lo largo de los años son, además, beneficiosas para la salud.

Al menos, así lo asegura la Clínica Mayo, la entidad sin ánimo de lucro estadounidense centrada en la práctica clínica, la educación y la investigación, en un artículo publicado en 2022: «Los amigos pueden ayudarte a celebrar los buenos momentos y apoyarte en los malos. Los amigos pueden prevenir el aislamiento y la soledad y ofrecerte compañía si la necesitas».

La Clave para cuidar la salud
Como seres sociales que somos, los humanos sentimos la necesidad de formar parte de un grupo, de una comunidad, y en eso la labor de los buenos amigos es clave. Además, siempre y cuando las relaciones no sean tóxicas, pueden ser un apoyo que ayude a reducir el estrés.

Según la Clínica Mayo, «los adultos con relaciones sociales consolidadas tienen menos riesgo de tener problemas de salud importantes, como depresión, hipertensión arterial y un índice de masa corporal (IMC) poco saludable». Además, aseguran los expertos de la entidad, los adultos con relaciones sólidas tienden a vivir más y mejor.

Amistades duraderas
Los vínculos sociales son, por tanto, clave en la vida. Sin embargo, especialmente en la edad adulta, no siempre es complicado forjar nuevas amistades o, incluso, mantener las que ya existen. Como asegura la doctora Kathy McCoy en un artículo publicado en Psychology Today, «las amistades duraderas son especiales, pero no ocurren por casualidad».

El «compromiso», la «resiliencia», el «aprecio profundo» y el «esfuerzo» son, según esta terapeuta de pareja y de familia, palabras que no pueden olvidarse a la hora de nutrir una amistad. Especialmente, asegura, los «amigos para toda la vida» han de estar «comprometidos» con la relación a pesar de los kilómetros o los días, semanas, meses –o incluso años, en algunos casos– sin prácticamente hablar.

Las claves de una amistad duradera

  1. En la reciprocidad está la clave
  2. Capea los temporales y los cambios.
  3. Reconecta una y otra vez.
  4. Recupera relaciones pasadas.
  5. Trata de estar disponible.