Bukele asegura que en los próximos cinco años, El Salvador seguirá siendo el ejemplo para el mundo: «no vamos a ser lacayos»

Comparte en redes

Ahora, «le tienen miedo al poder del ejemplo… porque los salvadoreños le hemos dado el ejemplo al mundo entero de que cualquier cosa se puede solucionar y cualquier problema se puede arreglar si hay voluntad de hacerlo», ratificó Bukele.

EL SALVADOR.- El candidato presidencial de Nuevas Ideas y quien se declaró ganador de la elección presidencial, Nayib Bukele, dio un discurso al pueblo salvadoreños en el que dejó claro que El Salvador quiere ser amigo, socio y aliado de todos los países del mundo y les pidió respeto hacia las decisiones que tomen los salvadoreños.

«El Salvador quiere hacer comercio con todos (los países), queremos que vengan, queremos ser sus amigos… lo que no vamos a ser es lacayos», declaró Bukele.

Desde que inició su presidencia en 2019, organismos internacionales, gobiernos de naciones extranjeras y ‘periodistas’ han criticado las estrategias que ha implementado para combatir a las pandillas porque supuestamente se han violado derechos humanos; incluso han tachado su candidatura presidencial como «inconstitucional».

A pesar de todas las críticas, en los tiempos actuales, «los salvadoreños escogemos nuestro camino y queremos ser amigos de todos, amamos a los países, no les pedimos nada, ni dinero, ni donaciones, lo único que les pedimos es respeto», expresó Bukele.

Bukele es el presidente que ha combatido a los criminales que por años crecieron hasta que llegaron a controlar el 85 % del territorio, y asesinaron a más de un centenar de miles de salvadoreños, «quienes hoy no están con nosotros porque seguimos las recetas de esos organismos internacionales», afirmó Bukele, remarcando que ahora El Salvador toma sus propias decisiones.

Esas decisiones han permitido que «estemos a punto de ganar» la guerra contra las pandillas, dijo Bukele, indicando que El Salvador ya ha pasado de ser el país más inseguro del mundo a ser el más seguro de todo el hemisferio occidental.

«Los organismos internacionales dijeron que se estaban violando derechos humanos, ¿los derechos humanos de quién?, de la gente honrada no, tal vez pusimos prioridad a los derechos de la gente honrada sobre los delincuentes», señaló Bukele.

Seguidamente, cuestionó a los organismos internacionales, gobiernos de naciones extranjeras y a los ‘periodistas’: «¿por qué desean que nos maten?, ¿por qué debemos morir nosotros y nuestros hijos para que ustedes estén contentos que estamos respetando su falsa democracia que ni ustedes mismos respetan en sus propios países?».

Sin seguir más «recetas» de otros países, «El Salvador es el más seguro… ahora, en estos próximos cinco años, esperen a ver lo que vamos a hacer porque seguiremos haciendo lo imposible y seguiremos demostrándole al mundo el ejemplo de El Salvador», aseguró Bukele.

Ahora, «le tienen miedo al poder del ejemplo… porque los salvadoreños le hemos dado el ejemplo al mundo entero de que cualquier cosa se puede solucionar y cualquier problema se puede arreglar si hay voluntad de hacerlo», ratificó Bukele.

Finalmente, Nayib Bukele dijo que en El Salvador «no hay polarización, el 85 % de los salvadoreños han votado por continuar el camino que llevamos en plena libertad y en plena democracia».

«No solo hemos ganado la Presidencia de la República por segunda vez, con más del 85 % de los votos, sino que hemos ganado la Asamblea Legislativa con 58 de 60 diputados, como mínimo», y con esos resultados «toda la oposición junta quedó pulverizada, El Salvador este día ha vuelto a hacer historia», concluyó Bukele.

Hasta la hora de pronunciar su discurso, pasadas las 10:00 p.m., el Tribunal Supremo Electoral, llevaba el 31.49 % de actas procesadas, encabezando Nayib Bukele con 1,295,888 votos; siendo una gran diferencia por sobre el candidato del FMLN, Manuel Flores, quien poseía 110,244 votos, y en tercer lugar Joel Sánchez de ARENA con 96,700 votos.