AMLO y Bernardo Arévalo abordan crisis migratoria y cooperación

Comparte en redes

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se reunió con su homólogo de Guatemala, Bernardo Arévalo, en Chiapas.

MÉXICO.- A 10 minutos para las 10 de la mañana hora local de México, llegó el presidente de Guatemala en una aeronave privada. En el Aeropuerto Internacional de Tapachula fue recibido por la secretaria de Relaciones Exteriores de México, Alicia Bárcena.

Así inició Arévalo su agenda de trabajo junto al presidente de México. Seguridad, infraestructura, migración y cooperación fueron los temas clave de la agenda bilateral.

Durante la conferencia de prensa conjunta, el presidente de Guatemala manifestó que buscan implementar las bases para crear una frontera que una a los dos países.

«Tenemos el compromiso de ayudarnos mutuamente en todo momento en cualquier circunstancia, pero más ahora», dijo el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, en un breve mensaje conjunto con su homólogo guatemalteco, Bernardo Arévalo. El mandatario mexicano consideró que «va a haber frutos» tras la reunión, a la vez que subrayó que se consolidarán las relaciones de amistad entre ambos países.

Por su parte, el gobernante guatemalteco afirmó que esta visita tiene «ejes muy concretos» con acciones específicas que buscan unir a ambas naciones. «Nosotros queremos una frontera que una a nuestros pueblos, al pueblo mexicano y al pueblo guatemalteco, una frontera que nos permita desarrollarnos y crecer juntos, con beneficio recíproco, en confianza, con entusiasmo y con colaboración», aseguró Arévalo.

Ambos Estados proyectan expandir la actual estructura ferroviaria y portuaria, incluyendo la conexión del tren Maya con Guatemala y Belice, y además en el corredor interoceánico del Ismo de Tehuantepec extender la línea K. En cuanto a los puertos se refirieron al de Quetzal y el de Santo Tomás.

Un encuentro similar al actual ocurrió en 1946 en Tapachula, entre el entonces presidente mexicano, Manuel Ávila Camacho, y el también entonces mandatario guatemalteco, Juan José Arévalo, quienes tenían la misma intención de hermandad y de construir dos países unidos.