Salvadoreños claman al INDES llevar los Juegos Mundiales de Fútbol Playa tras la renuncia de Bali


Más de 1,200 atletas se quedaron sin sede para competir, quienes aspiraban a ser nuevos astros y estrellas.

BALI.- Bali renunció a la sede de los Juegos Mundiales de Playa, «una bofetada al compromiso de los atletas» y una «muestra evidente de lo mal que funciona ANOC en el ecosistema del movimiento olímpico», según el periodista deportivo de ESPN, Fernando Palomo.

Tras el anuncio, salvadoreños, en redes sociales, comenzaron a proponer a El Salvador como sede de los Juegos Mundiales tras el país centroamericano estar teniendo éxito con el desarrollo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, San Salvador 2023, gestión liderada por el presidente del INDES, Yamil Bukele.

«Yamik Bukele, es nuestro momento; Yamil Bukele hazlo posible; Mundial de playa en El Salvador; Yamil Bukele nuevamente hazlo; Tenemos estadio de primer nivel», fueron algunos de los comentarios en Twitter.

En octubre de 2021, la ANOC y el Comité Olímpico de Indonesia anunciaron que Bali sería la sede de la segunda edición de los Juegos ANOC 2023, y que tendrían lugar entre el 5 y el 12 de agosto de 2023. Bali tuvo la oportunidad de trabajar por dos años, y a un mes de la inauguración, abandonó el reto.

Más de 1,200 atletas compitieron en la primera edición que se realizó en 2019, y se esperaba una participación global similar para este 2023, siendo así, una oportunidad para unir a las naciones en el deporte, y generar nuevos astros y estrellas.

Los Bali 2023 incluirían deportes acuáticos y de playa, e incluirán las diez disciplinas del Programa Central, acuatlón, handball de playa, fútbol de playa, tenis de playa, vóley de playa 4×4, waterpolo de playa, lucha libre de playa, kata individual, expression kiteboarding y natación en aguas abiertas (5km).