Prófuga Lina Pohl, cuestionada por contaminación ambiental, a juicio por corrupción en caso sobresueldos

Comparte en redes

La exministra de Medio Ambiente fue cuestionada con anterioridad por otorgar permisos ambientales de forma irregular a botadero pese a contaminación.

EL SALVADOR.- El Juzgado Tercero de Instrucción de San Salvador condenó a cuatro exfuncionarios del gobierno de Mauricio Funes y ha enviado a juicio a otros seis, entre ellos la exministra de Medio Ambiente, Lina Dolores Pohl.

Según las investigaciones Pohl habría recibido $177,000 en el gobierno de Funes, entre 2009 y 2014, por lo que es acusada del delito de lavado de dinero peculado y enriquecimiento ilícito, por haber recibido sobresueldos y bonificaciones al retirarse de sus cargos, con fondos de la partida secreta, según aseguró la Fiscalía.

La exviceministra ha sido cuestionada también por otorgar permisos ambientales de forma irregular al botadero de basura en La Libertad, propiedad de Salume, incumpliendo los requisitos de la Ley del Medio Ambiente como lo es la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental.

De acuerdo a la información recavada, el botadero de Salume genera por año la cantidad de 10 millones de kilogramos (kg) de gas metano que es contaminante del aire y deteriora la salud de los habitantes de comunidades cercanas.

El relleno de sanitario manual, con capacidad máxima para recibir 12 toneladas de desechos municipales diariamente, desde el año 2011, cuando Salume pasó a ser el propietario del sitio de disposición final, a través de la creación de una Sociedad de Economía Mixta (SEM), con la municipalidad del Puerto de La Libertad y presentó ante el MARN, una solicitud de reconversión y no un estudio de impacto ambiental, con el que de forma ilegal la entonces viceministra Pohl, autorizó la reconversión del sitio para recibir hasta 42 toneladas de desechos municipales diariamente, como un relleno sanitario mecanizado.

Más tardes, desde el año 2014 cuando Lina Pohl fue nombrada Ministra del MARN por el presidente Salvador Sánchez Cerén, el botadero recibe más cantidad de basura de la que indicaban sus permisos de funcionamiento y los que tiene capacidad de recibir.

Pese a que la ministra Lina Pohl, conocía de las graves infracciones en el botadero de Salume, decidió favorecerlo y en lugar de sancionarlo por los incumplimientos permitió su funcionamiento ilegal.