Presidenta del TSE participa en las votaciones del referendum y consulta 2024 en Ecuador

Comparte en redes

13 millones de electores deberán votar por once preguntas que, según el gobierno de Daniel Noboa, deben aprobarse para combatir a las bandas narcoterroristas y atraer inversiones.

ECUADOR.- Este domingo será la tercera vez en poco más de un año que los ecuatorianos acudirán a las urnas a votar por una consulta popular. En febrero de 2023 ya lo hicieron con la impulsada por el expresidente Guillermo Lasso, que perdió aparatosamente, y en la consulta sobre dejar el petróleo bajo tierra en el Yasuní.

En el evento, la magistrada presidente del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador (TSE), Dora Esmeralda Martínez, jefa de misión de observación de la Asociación de Magistradas Electorales, participó en la inauguración de la jornada de votación del referendum y consulta 2024 en Ecuador.

13 millones de electores deberán votar por once preguntas que, según el gobierno de Daniel Noboa, deben aprobarse para combatir a las bandas narcoterroristas y atraer inversiones. Los ecuatorianos en el exterior también podrán votar en los consultados salvo en Israel, México, Rusia, Bielorrusia y Nicaragua. Nuevamente, se preguntará a los ecuatorianos si están de acuerdo con la extradición de connacionales desde Ecuador, una pregunta que perdió con Guillermo Lasso pero que podría ganar con Noboa.

Las preguntas más debatidas

La elección de este domingo tiene once preguntas y dos opciones: sí y no. De esas preguntas seis corresponden a la consulta popular, que no tiene carácter vinculante, y cinco al referéndum que implica reformas legales y constitucionales. De las once preguntas ocho abordan temas securitistas como la extradición de connacionales desde Ecuador, el apoyo de las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado, el incremento de penas para delitos como el narcotráfico, el lavado de activos y otros, así como el porte de armas o la presencia permanente de los militares en las prisiones, entre otras.

Varias de estas preguntas, como la extradición, ya fueron consultadas por Guillermo Lasso, quien perdió en las ocho interrogantes que planteó.

Además de las preguntas vinculadas con temas de seguridad y justicia también existen otras como la reforma al Código del Trabajo para incluir el trabajo por horas, que según el gobierno respetará todos los derechos laborales del trabajador incluido el seguro social y las horas extraordinarias y suplementarias. También se consultará sobre reconocer el arbitraje internacional como método para solucionar controversias en materia de inversión, contractuales o comerciales. Esta pregunta es apoyada por el sector empresarial pues asegura que brindará seguridad jurídica a los inversores. La otra pregunta se refiere a que el Estado pase a ser el propietario de aquellos bienes de origen ilícito.

Hace una semana parecía que el Ejecutivo tenía casi asegurada la victoria en la consulta y referéndum, pues los sondeos de opinión ubicaban la popularidad de Daniel Noboa en el 70%. Los estudios sobre los plebiscitos en América Latina demuestran que los resultados de dichas consultas están vinculadas al nivel de apoyo del convocante, generalmente los gobernantes, salvo en Uruguay donde las consultas son convocadas por la ciudadanía. En ese contexto, esta era la primera prueba de fuego para Noboa, que piensa elegirse en un periodo completo en 2025.

De no ganar, podría no obtener el respaldo necesario para las elecciones generales del siguiente año y su carrera política podría terminar. Sin embargo, dentro del gobierno son optimistas, pues apenas asumió el cargo, los voceros han hablado de la reelección. Incluso la primera dama, Lavinia Valbonesi, que fue pieza clave en su campaña y que ahora se dedica a la actividad social, dijo a NTN24 en una entrevista que ella ve a su esposo unos 10 años en el poder.