Pese al regreso de su portero estrella, el Barcelona no logra ganar en La Liga

Comparte en redes

El Granada se hizo con un punto más que merecido ante un Barcelona al que no salvó ni la vuelta de Ter Stegen a la portería.

ESPAÑA.- El Granada se hizo con un punto más que merecido ante un Barcelona al que no salvó ni la vuelta de Ter Stegen a la portería, empatando a tres goles. Lamine Yamal evitó la derrota con un golazo.

El Granada puede presumir de llevar cinco partidos sin perder contra el Barça, pero el punto logrado en Montjuïc le debe saber a poco a los granadinos. Su atrevido planteamiento gracias al que fueron mejores que los de Xavi en muchos momentos les hizo merecedores a algo más, pero Lamine Yamal salvó un punto en los últimos minutos con un golazo. Los andaluces sólo han ganado dos partidos en toda LaLiga, pero han tenido al Barça contra las cuerdas en sus dos enfrentamientos. El Barça sigue sin jugar bien y así es complicado sacar resultados. Tras dos victorias desde que se conoció la marcha de Xavi parecía que el equipo había reaccionado, pero todo ha sido un espejismo. Ni siquiera la vuelta de Ter Stegen sirvió para evitar la sangría defensiva. Se le escapa más el Real Madrid y se queda a cinco del Girona. Y en las próximas semanas el calendario se les pone cuesta arriba, sobre todo con la eliminatoria de Champions ante el Nápoles, y la imagen de los azulgrana no es nada positiva a la hora de enfrentarse a los italianos.

El Granada se presentaba en Montjuïc sin haber perdido en sus últimos cuatro partidos contra el Barça. Sin embargo, su buena estadística inicial apenas duro un cuarto de hora ya que los de Xavi se adelantaron pronto en el marcador. Una larga jugada de ataque de los azulgrana la resolvieron Cancelo con un gran centro y Lamine Yamal rematando solo en el segundo palo. El joven canterano azulgrana repetía gol ante el Granada, equipo al que hizo el primero de su carrera. Pero pese a marcar pronto, el Barça no se hizo con el partido como era de esperar y le costaba llegar a las inmediaciones de Batalla.

El conjunto granadino, a ocho puntos de la salvación, se presentó en Montjuïc sin nada que perder y mucho que ganar. Y reaccionó bien tras encajar el gol, teniendo unos acercamientos peligrosos tras malos pases de Ter Stegen a la hora de sacar el balón jugado. No está descaminado decir que los del Cacique Medina estuvieron mejor durante la primera parte pese a ir por debajo en el marcador. El Barça, bien marcado, sólo creaba peligro en algunas contras como una enlazada entre Pedri, Gündogan y remate de Lewandowski que sacó Hongla bajo palos cuando el polaco ya celebraba el gol. Y de lo que pudo ser el 2-0 se llegó al 1-1 al borde del descanso. Pellistri sirve un buen centro que remata Ricard de primeras con la derecha a la escuadra de Ter Stegen. No se puede decir que fuera injusto el empate al llegar al descanso.

En la segunda mitad se esperaba una reacción local que no apareció por ningún lado. El atrevido planteamiento del Granada mantenía atado a los azulgranas que sólo aparecían cuando el balón estaba en los pies de Pedri o Lamine Yamal. Los granadinos se veían hasta cómodos sobre el verde y tuvieron muy cerca el 1-2 tras un gran pase de Ricard sobre Pellistri que se plantó solo ante Ter Stegen, pero el alemán evitó con la cara su remate escorado. Murmullos en la grada por el juego local en un partido que no eran capaz de controlar y menos cuando llegó el 1-2 de Pellistri tras un pase de Uzuni.

Con el marcador en contra, el Barcelona pareció despertar y logró el empate sólo tres minutos después tras una asistencia de Gündogan a Lewandowski para que el polaco batiera por bajo a Batalla.

Parecía que esta vez sí que podía llegar la remontada azulgrana, pero el Granada no estaba por la labor. Un centro de Maouassa lo remató Ignasi Miquel, Ter Stegen envió al poste y el rechace dio en el meta alemán y acabó dentro. No fue un buen día para reaparecer. Pasaban rapidísimo los minutos en una segunda parte loca y el Granada soñaba con la victoria hasta que un zurdazo de Lamine Yamal desde fuera del área puso el 3-3 a falta de diez minutos.