Paquetes electorales llegaron abiertos a San Miguel, lo que genera dudas de fraude

Comparte en redes

Esta información se evidencia en un memorándum firmado por Francisco Alexander Machuca, quien es el jefe de logística de la sede de transmisión de San Miguel, del Tribunal Supremo Electoral.

SAN MIGUEL.- Los tufos de un supuesto fraude en favor Will Salgado comienzan a esparcirse por todo San Miguel Centro, luego de que circulara un video en el que se evidencia que varios paquetes electorales llegaron rotos.

Esta información se evidencia en un memorándum firmado por Francisco Alexander Machuca, quien es el jefe de logística de la sede de transmisión de San Miguel, del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

En la nota, enviada al colegiado, se evidencia que 23 cajas electorales llegaron rotas o si el marchamo de seguridad.

Dichas cajas corresponden a Juntas Receptoras de Votos de los centros de votación del INIM, Aminta de Montiel, Colonia San Francisco, Hato Nuevo, El Rebalse, Anchico, Los Ranchos, Paraíso Real, Panamericana, Monte Grande, Fe y Alegría, Ciudad Pacífica, Confederación Suiza, El Jalacatal, Salvador Magaña, Niño Jesús de Praga, San José Quelepa, Ana Rita Vélez Quelepa y dos de Chinameca, que es del municipio de San Miguel Este.

Salgado tiene el control

A pesar de los esfuerzos que han realizado todos los partidos políticos por mantener el equilibrio en los organismos electorales temporales, Will Salgado tiene el control.

Luis Salgado, hermano del edil de GANA forma parte de la Junta Electoral Departamental, JED; la sobrina de Will Salgado, Karla, integra la Junta Electoral Municipal, JEM.

A los señalamientos por las cajas rotas, se suma un pleito interno en la JED, luego de que Luis Salgado intentó desde el pasado lunes trasladar los paquetes a los centros escolares, lo que generó una serie de señalamientos en los organismos electorales.

A eso se suman las órdenes brindadas por el actual edil para que su equipo de defensa del voto tome el control de las cajas, sobre todo, en los lugares donde había paquetes rotos.