Ocho de cada 10 salvadoreños tienen una percepción favorable sobre el rumbo del país, lo asocian con mejoras en seguridad, según encuesta de FUNDAUNGO

Comparte en redes

El factor económico continúa siendo el reto a enfrentar para este nuevo quinquenio del presidente Nayib Bukele y para la legislatura 2024-2027.

SAN SALVADOR.- Este 15 de mayo, el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP) de FUNDAUNGO presentó los resultados de la encuesta evaluación ciudadana del proceso electoral 2024 y expectativas sobre la gestión gubernamental, legislativa y municipal en la cual destaca que ocho de cada 10 salvadoreños tienen una percepción favorable sobre el rumbo del país, la mayoría lo asocia con las mejoras en seguridad y el régimen de excepción.

La encuesta revela que dos de cada 10 encuestados (20.9 %) consideran que el rumbo que lleva el país es muy bueno, mientras que más de la mitad (58.8 %) lo califica como bueno, lo cual refleja una percepción positiva entre la población; mientras que, el 8.4 % de los respondientes sostiene que el rumbo es malo y el 4 % lo considera muy malo. Solo el 0.2 % no sabe o no responde a la pregunta.

A las personas que consideran que el rumbo del país es muy bueno o bueno se les consultó las razones para catalogarlo de esta manera. Los resultados reflejan que las personas con esta percepción se lo atribuyen a mejoras en la seguridad, con un 79.9 % del total de respuestas.

Retos para la nueva Asamblea Legislativa y Ejecutivo

El factor económico continúa siendo el reto a enfrentar para este nuevo quinquenio del presidente Nayib Bukele y para la legislatura 2024-2027.

A marzo/abril de 2024, tres de cada cuatro personas (75.1 %) mencionan que la economía es el problema más grave que enfrenta el país actualmente. El 5.7 % reporta problemas de inseguridad y violencia; el 1.6 % problemas políticos y de gobernanza; 1.4 % señaló al régimen de excepción; 5.1 % otros problemas; 8.7 % dijo que no existía ningún problema.

Según los resultados de la encuesta, el 21.2 % de los respondientes considera que su situación económica personal ha mejorado en los últimos 12 meses. Más de la mitad (53.5 %) percibe que su situación económica ha permanecido igual. Sin embargo, aproximadamente una cuarta parte de la ciudadanía (24.4 %) señala que su situación económica ha empeorado en los últimos 12 meses.

Asimismo, ocho de cada 10 personas (79 %) expresan que los precios de los alimentos de la canasta básica, como frijoles, huevos, tortillas, arroz, verduras y frutas, han aumentado en los últimos tres meses. El 18.3 % mencionó que los precios se han mantenido igual, mientras que solamente el 2.4 % reportó una disminución.

El 1 de mayo de 2024 inició la gestión de la Asamblea Legislativa y los Concejos Municipales, electos en los comicios de febrero y marzo de este año; mientras que el próximo 1 de junio de 2024 iniciará el nuevo período gubernamental 2024-2029. En este contexto, FUNDAUNGO consultó a la población cuál era, en su opinión, la principal tarea en la que debe enfocarse el gobierno central, la Asamblea Legislativa y el alcalde/alcaldesa, respectivamente.

En cuanto a las expectativas para la gestión gubernamental, cerca de la mitad de las personas (48.7 %) señaló temas en materia económica: en particular, el 21.2 % mencionó aspectos para mejorar la economía en general, el 13.9 % medidas para controlar el costo de la canasta básica y el 13.6 % la creación de fuentes de empleos y mejora de salarios.

En relación a la principal tarea que debe darle prioridad la Asamblea Legislativa, cuatro de cada 10 personas (40.5 %) destacaron alguna prioridad relacionada con la economía: el 16.1 % considera que deben aprobarse leyes para mejorar la economía en general; el 13.3 % mencionó leyes para controlar el costo de la canasta básica y los precios; el 11.1 % leyes para fomentar el empleo y mejorar los salarios.

En cuanto a la principal tarea en la que debe enfocarse el alcalde o alcaldesa del municipio de residencia, siete de cada 10 personas (70.7 %) mencionaron aspectos relacionados con los servicios e infraestructura. En particular, el 52.9 % destacó que se deben construir obras, remodelar/reparar infraestructura o calles del municipio; el 8.4 % considera que se debe mejorar el servicio de recolección de basura; el 4.2 % la mejora del servicio de agua; el 5.2 % señaló la mejora de otros servicios.

También, preguntaron sobre el problema más grave que enfrenta su municipio. Aproximadamente cuatro de cada 10 respondientes (42.2 %) mencionaron los problemas con la calidad de servicios, seguido de problemas de la economía (24.7 %), problemas políticos y gobernanza (5.3 %), inseguridad y violencia (2.6 %) y otros problemas (7.1 %). Por otro lado, el 11.2 % expresó que no existía ningún problema en su municipio de residencia, y el 6.9 % no sabe o no responde la pregunta.

La encuesta también indagó sobre el grado de satisfacción con los servicios que recibe la población por parte de la municipalidad. El servicio con el que están más satisfechos los ciudadanos es el alumbrado público (con el 44.2 %); mientras que, el servicio con los menores niveles de satisfacción es el estado de calles y caminos (14.9 %).

A los entrevistados también se les consultó sobre quién ha respondido mejor para ayudar a resolver los problemas de su colonia/comunidad. Cuatro de cada 10 personas (38.1 %) mencionaron que el gobierno central; tres de cada 10 (29.6 %) contestaron que la municipalidad o gobierno local; 6.4 % asegura que los diputados; 1.3 % considera que todos han respondido de igual forma; y, aproximadamente dos de cada 10 respondientes (21.5 %), dijeron que ninguno de los tres. El restante 3.1 % no sabe o no responde la pregunta.

En cuanto al interés de la población en la pasada campaña electoral, el 20.7 % expresa que tuvo mucho interés; el 22.4 % algo de interés; el 30.8 % poco interés; y 26.1 % nada de interés.

La tercera parte de la población encuestada (33.6 %) tuvo mucha confianza en el proceso electoral y el 23.8 % alguna confianza; mientras que el 30.2 % tuvo poca confianza y el 12.4 % ninguna confianza.

La tasa de participación electoral en las elecciones presidenciales y legislativas del 4 de febrero fue de 52.60 %, mientras que, para el caso de las elecciones de PARLACEN y municipales, la participación bajó a 30.10 % de la población apta para votar.

FUNDAUNGO consultó la razón por la que consideraba que un importante grupo de ciudadanos no había asistido a votar en los pasados comicios. Al respecto, seis de cada 10 personas (61.5 %) brindaron respuestas vinculadas a motivaciones políticas; 7.7 % mencionaron razones relacionadas con barreras institucionales; el 5.3 % destacó causas personales; el 3.8 % brindó otra razón.