Newsday destaca que la “Guerra contra las pandillas” del Gobierno de Bukele interrumpió las comunicaciones de la MS13 de El Salvador y la de Long Island

Comparte en redes

La disminución de la comunicación desde El Salvador ha permitido que los capítulos de Long Island se vuelvan más independientes y «americanizados» en los últimos años.

ESTADOS UNIDOS.- El presidente Bukele compartió una publicación del medio de comunicación estadounidense Newsday que destaca que la pandilla de la MS-13 de Long Island ya no dependen de la dirección de la base de poder de la pandilla en El Salvador después de que las autoridades del país centroamericano encerraron a miles de pandilleros, interrumpiendo las comunicaciones entre los grupos, según declararon funcionarios estadounidenses.


“La disminución de la comunicación desde El Salvador ha permitido que los capítulos de Long Island se vuelvan más independientes y «americanizados» en los últimos años, evitando la violencia que hizo que la pandilla internacionalmente famosa para centrarse en actividades como el tráfico de drogas y extorsión”, dijeron los funcionarios.


El periódico estadounidense destaca que la represión en El Salvador contra estas estructuras criminales resultó en el arresto de más de 60.000 pandilleros y asociados, “Las pandillas de Long Is Land, que alguna vez tuvieron que buscar la aprobación de El Salvador para cometer asesinatos y otras actividades criminales, se han vuelto menos dependientes de la dirección de los líderes salvadoreños como resultado de la política total del presidente Nayib Bukele que ya lleva 20 meses” en la denominada Guerra contra las pandillas.


«Cuanto más tiempo permanecen en este país, parece que más americanizados se vuelven, y si se puede ganar dinero de manera ilícita, creo que se van a aprovechar de eso», dijo el subsheriff del condado de Suffolk, Kevin Catalina, comandante de la unidad de inteligencia del departamento.

Catalina y el sheriff de Suffolk, Errol Toulon Jr., viajaron recientemente a El Salvador para reunirse con funcionarios de Seguridad del país, visitaron el Centro para el Confinamiento del Terrorismo (CECOT), donde miles de líderes de la MS-13 están detenidos.


Además, señalan que la guerra de El Salvador contra las pandillas, que ha sido criticada por defensores de los derechos humanos y el Departamento de Estado de Estados Unidos, han dañado gravemente el liderazgo y la membresía de la MS-13. Eso ha empujado a los líderes de las pandillas en Long Island y otros lugares a concentrarse en reconstruir sus filas y sus cuentas bancarias, según Christopher Lau, agente especial adjunto a cargo de la División de Nueva York de Investigaciones de Seguridad Nacional de Estados Unidos.


La MS-13 nunca ha sido la pandilla más grande de Long Island, pero se convirtió en la más notoria debido a las docenas de asesinatos de alto perfil dirigidos o sancionados por líderes en El Salvador entre 2013 y 2017, según funcionarios.