La primera planta desalinizadora fija ha beneficiado la calidad de vida de 150 familias


EL SALVADOR.- El presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA) Rubén Alemán, junto con el embajador de España en El Salvador, Carlos de la Morena, realizaron una inspección en la Planta Desalinizadora Madresal, en Usulután.

El proyecto ha beneficiado la calidad de vida de 150 familias, alrededor de 600 habitantes. «En el tema de desalinización fija, esta es la primera planta», así lo afirmó el presidente de ANDA.

«Ellos (salvadoreños beneficiados) han visto ese antes y después gracias a la cooperación del pueblo y gobierno español», aseguró.

La Planta Desalinizadora Madresal es un proyecto referente, el cual espera que se pueda replicar a otros lugares, remarcó el presidente Alemán.

Finalmente, el embajador Carlos de la Morena enfatizó en que «el agua es un derecho humano, reconocido por la ONU, y poder contribuir a que llegue a todas las personas, sobre todo a las de mayor vulnerabilidad, es esencial».