Hubo consenso en Las Cosas Como Son ante el escándalo de aumento de salario de alcaldes: «El Pdte. (Nayib Bukele) escucha a la gente, esperemos un poquito”

Comparte en redes

El analista Walter Araujo destacó que con la disminución de alcaldías en el territorio salvadoreños, se reduce técnicamente la visión de los municipios que «permite entrar con seriedad a tener 44 funcionarios que van a estar bajo la lupa popular».

EL SALVADOR.- Ante el escándalo mediático de aumento de sueldos por parte de algunos alcaldes y sus concejos municipales, panelistas de Las Cosas Como Son prevén que habrá reformas pero que por el momento los salvadoreños no deben “comer ansias” ya que el presidente Nayib Bukele “los escucha”.

“El presidente (Nayib Bukele) escucha a la gente, entonces yo creo que no hay que comer ansias para que el momento para hacer viable y concreto ese cambio constitucional, que está enfrente, esperemos un poquito”, declaró el analista político Geovani Galeas.

Galeas expuso que actualmente la población refleja un malestar y desconfianza «totalmente justificado» sobre los planes de trabajo de los nuevos alcaldes municipales y más si desde el inicio de su gestión, el 1 de mayo el tema de relevancia son la administración de los fondos públicos de los distritos que ahora componen a las comunas.

En ese sentido, Galeas manifestó que ante la presión de todo un pueblo diciendo «no estamos de acuerdo, no lo vamos a tolerar y es un avance progresivo, un proceso de empoderamiento progresivo».

«Ese proceso de empoderamiento lo consolido y lo impulso el presidente Nayib Bukele con una frase: ‘No se equivoquen el pueblo tiene derecho a reclamar a exigir, a señalar y a remover si es necesario’, con esa frase el presidente corono un proceso de empoderamiento que ya venia», afirmó.

En la misma línea, el analista político, Walter Araujo expuso que ante la situación del aumento salarial de los alcaldes, ni el presidente, ni los diputados pueden sobrepasar un limite constitucional que se llama «Autonomía municipal», sin embargo, espera que en las próximas reuniones legislativas se de una transformación estructural del sistema político en revisión de la autonomía municipal

Araujo destacó que con la disminución de alcaldías en el territorio salvadoreños, se reduce técnicamente la visión de los municipios que «permite entrar con seriedad a tener 44 funcionarios que van a estar bajo la lupa popular».

Araujo enfatizó que el pueblo salvadoreño ha madurado mucho y eso se demostró en las pasadas elecciones donde el presidente Bukele tuvo un respaldo del 85% y la Asamblea Legislativa un 69%.

Por su parte, el analista jurídico, Julio Valdivieso aseveró que «no hay justificaciones cuando tu confrontas con un salario mínimo, la responsabilidad que tiene un alcalde en el ejercicio tiene que tener…entonces creo que va a llegar el momento en fijar un (salario) mínimo y un máximo y establecer».

“Esta indignación en el caso de los alcaldes también manda un mensaje a los demás funcionarios, a los mismos diputados, es decir, van a estar bajo la lupa de la ciudadanía”, concordó Valdivieso

El abogado Juan Contreras recordó que las autoridades que están asumiendo cargos municipales si encuentran irregularidades y no las denuncian «hay un delito de omisión del deber de aviso». Ante ello, hace el llamado a que recaben la información y lleven a las instancias correspondientes todo lo que encuentren «porque si no lo hacen la responsabilidad va a ser dura», manifestó.

“No deberían tratar como su finca a las alcaldías porque su salario es dinero de los salvadoreños. Si quieren ponerse un salario exorbitante que pongan su negocio y se paguen lo que quieran pero en las alcaldías eso no puede ser así”, argumentó el abogado Contreras.

Galeas añadió: «La regeneración institucional es imprescindible, regenerar el papel legislativo, el papel judicial. el papel ejecutivo, toda la institucionalidad en segundo grado».