Guillermo Lasso rechazó tregua con bandas criminales: “No hemos pactado y jamás lo haremos”


Durante la entrega de municiones a la Policía Nacional, el presidente Guillermo Lasso aseguró que su gobierno no ha realizado pactos de paz con bandas criminales.

ECUADOR.- Este día, en un acto de entrega formal de 18 millones de municiones a la Policía Nacional de Quito, el presidente Guillermo Lasso se pronunció contundentemente ante los rumores de pactos de paz con bandas criminales; en su discurso, el mandatario afirmó: “El crimen organizado pretende imponerse, pero nosotros no cedemos, quiero ser enfático: “no hemos pactado con delincuentes como pretenden aparentar”.

Lasso respondió a los supuestos acuerdos planteados por líderes delictivos, el Mandatario reafirmó la firmeza en la lucha contra el crimen organizado y enumeró las estrategias de seguridad implementadas.

Las declaraciones de Lasso surgieron tras la divulgación de un video en el cual el líder de Los Choneros, alias “Fito”, proponía un acuerdo de paz entre bandas desde la cárcel en Guayaquil, en dicho video, incluso aparecía un oficial de la Policía junto a “Fito”, aunque la institución aún no ha dado explicaciones al respecto.

El asesinato del alcalde de Manta, Agustín Intriago, y de la deportista Ariana Chancay, marcó un antes y un después en el país, según reconoció el Mandatario. Sin embargo, Lasso aseguró que su gobierno no ha contemplado un cambio en la política de enfrentamiento al crimen organizado, en cambio, mencionó las estrategias de seguridad implementadas, como la declaración de grupos narco delictivos como terroristas y la presentación del reglamento del uso legítimo de la fuerza.

El reglamento ha permitido el abatimiento de 48 delincuentes sin que ningún policía haya sido encarcelado por el uso progresivo de la fuerza, destacó Lasso.

Por otra parte, Guillermo Rodríguez, titular del Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad, también negó la existencia de treguas con grupos delictivos, tras una masacre en la Penitenciaría del Litoral con 31 presos asesinados, el gobierno intervino la cárcel con 2.700 policías y militares, decomisando armamento y evidencias que demostrarían la inexistencia de pactos con las bandas.

“Ningún funcionario del SNAI está autorizado para hacer un acercamiento y ni yo he tenido ningún diálogo”, aseguró Rodríguez a los medios tras la entrega de municiones a la Policía en Quito, el funcionario destacó que el gobierno actual ha sido el único en actuar con contundencia y voluntad para intervenir en la Penitenciaría, considerada el penal más peligroso del país y donde los pabellones 8 y 9 son controlados por las bandas Los Lobos y Los Tiguerones.