Funes dice que su exsecretario privado Francisco Cáceres es testigo criteriado de la FGR y lo acusa de ser el que desvió los fondos públicos

EL SALVADOR.- Este viernes 20 de enero el expresidente Mauricio Funes arremetió contra su exsecretario privado, Francisco Caseres, quien es testigo criteriado de la Fiscalía General de la República (FGR) y lo acusa de ser el responsable del desvío de fondos en el denominado Saqueo Público.

“Me he enterado que en el proceso judicial que enfrento, denominado Saqueo Público, el criteriado Francisco Cáceres me atribuye sin prueba alguna más que su declaración, el desvío de fondos de la partida de gastos reservados, siendo que él en tanto secretario privado la administraba. Ningún gasto realizado por CAPRES en mi período presidencial tienen mi firma y mi autorización de puño y letra con excepción de la planilla de salarios del personal, puesto que así lo establece el Reglamento Interno del Órgano Ejecutivo (RIOE). Ningún pago a proveedores, contratos de servicios, remodelaciones de oficinas, nuevas edificaciones, adquisición de equipos y vehículos, así como movimientos bancarios, incluyendo el efectivo que se retiraba del Banco Hipotecario tienen mi firma de puño y letra”, afirmó el expresidente, que se encuentra asilado en Nicaragua.

“Existía un Facsimil con mi firma que era custodiado por el secretario jurídico de la Presidencia, quién podía hacer uso de él a discreción. El Facsimil se hizo para evitar la carga administrativa de la Presidencia. Yo no soy responsable del mal uso que pudo haberse hecho de él. Tampoco estoy asegurando que eso haya ocurrido”, agregó.

“Cuando Cáceres afirma ante sede fiscal que yo autoricé el pago de sobresueldos, gastos familiares, compra de bienes personales y hasta apoyos políticos, no tiene una sola prueba de que yo haya autorizado tales ilegalidades. Mi único error fue haber depositado una excesiva confianza en mi secretario privado, confianza que fue solicitada por el mismo Cáceres para garantizar que en tanto Presidente me dedicara 100% a la conducción política del gobierno al liberarse de la carga administrativa de CAPRES”, aseguró.

Según la acusación de la Fiscalía General de la República, Funes sustrajo de las cuentas del tesoro público un total de $351 millones y se valió de varias personas allegadas a él para llevar ese dinero a sus cuentas personales.

Entre los acusados que ya enfrenta juicio en este caso están la exprimera dama de la República, Vanda Pignato; el exsecretario de comunicaciones, David Rivas; y el expresidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), Miguel Menéndez, más conocido como Mecafé.

Los otros acusados son Rigoberto Palacios Panameño, Jorge Alfredo Rodríguez, Francisco Rodríguez Arteaga, Pablo Gómez, Manuel Rivera, Jorge Alberto Hernández Castellanos y Juan Carlos Guzmán Berdugo. Este último es suegro de Mauricio Funes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *