Eugenio Derbez reconoce que de no ser por su nieta, nunca habría accedido a reconciliarse con Victoria Ruffo


El esperado reencuentro entre los papás de José Eduardo ocurrió en el hospital donde nació Tessa.

MÉXICO.- El actor Eugenio Derbez sigue disfrutando del nacimiento de su nieta Tessa, fruto de la relación de José Eduardo Derbez y su pareja Paola Dalay, el cual provocó lo que muchos consideraban inimaginable, el reencuentro del comediante con su expareja Victoria Ruffo.

El también productor de cine reveló al programa Despierta América, que tenía casi dos décadas sin hablarle a la madre de su hijo José Eduardo, pero el nacimiento de la nueva integrante de su familia logró que los rencores quedaran en el pasado, y tanto Ruffo como él pudieron estar en el mismo lugar sin ningún problema.

“Fue intenso (…) yo no había tenido contacto con Victoria, ni habíamos hablado cerca de 18 años (…) fui un poquito con el nervio de cómo iba a ser (…) nos encontramos en el pasillo del hospital, y ya sabes, como que empiezas a saludar a todo mundo y la dejas al final. Finalmente nos dimos un abrazo, me dijo ‘felicidades abuelo’, le dije ‘felicidades abuela’, con mucho énfasis en “abuela””, relató Eugenio con su característico sentido del humor.

“Estuvimos después compartiendo todos en el cuarto, y la verdad que muy simpática, muy abierta, fue un encuentro muy armonioso, muy lindo todo. Estuvo complicado, pero muy lindo”, agregó el artista de 62 años.

Sin embargo, al escuchar las declaraciones de Victoria Ruffo con respecto a que la pequeña Tessa tiene la barba partida, signo característico de los Derbez, el intérprete replicó:

“Es que le puede que uno tenga barba de Dios griego (…) entonces como que quiso ‘eso viene de…’, y hasta hizo una pausita, ‘José Eduardo’, pero viene de aquí (señalando su mentón), y luego dijeron que la simpatía venía de los Ruffo… ‘pregúntame’, dijo Eugenio con una gran sonrisa recordando a su personaje Aarón Abasolo.

Posteriormente, el ahora esposo de Alessandra Rosaldo reflexionó y reiteró que fue gracias a su nieta que su encuentro con la protagonista de melodramas como “Corona de Lágrimas” se pudo llevar a cabo de manera tranquila y cordial.

“Si no hubiera sido por el nacimiento de Tessa, quién sabe cuántos años más hubieran pasado, creo que era momento también ya de soltar, yo desde que habíamos hecho ‘De viaje con los Derbez’ me había servido de alguna manera para platicar todo con José Eduardo para hacer una especie de terapia, y finalmente la bebé vino a acabar de unirnos, limar asperezas, soltar rencores”, declaró.

Por último, Eugenio Derbez no ocultó que era él quien tenía más motivos que le provocaban no querer interactuar con la “Queen de las telenovelas”, aunque destacó que esos sentimientos ya quedaron en el pasado.

“La verdad yo creo están más de mi lado, porque me costó mucho trabajo no haber visto crecer a mi hijo, estar lejos de él, todos esos rumores de la boda falsa, y todas esas cosas que se inventaron que han sido más dolorosas para mí que para ella”, remató.