El jefe del Pentágono vuelve a ceder sus funciones por una intervención médica

Comparte en redes

El presidente de EE.UU., Joe Biden, reconoció que Austin cometió un error al no informar sobre su hospitalización.

ESTADOS UNIDOS.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin cedió este viernes sus funciones durante casi tres horas a la vicesecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, para someterse a una intervención médica «programada, electiva y mínimamente invasiva» relacionada con un problema de vejiga.

«El secretario ha determinado que estará temporalmente incapacitado para desempeñar sus funciones y obligaciones durante el procedimiento, por lo que la viceministra de Defensa asumirá las funciones y obligaciones y actuará como Secretaria de Defensa en funciones», se lee en el comunicado del Pentágono.

Posteriormente, el secretario de Prensa del Departamento de Defensa de EE.UU., Pat Ryder, aseguró que, alrededor de 2 horas y media después, Austin reanudó sus funciones y ya se encontraba de vuelta en casa para continuar con su agenda oficial, incluida su participación en los actos programados para el lunes por el Día de los Caídos.

Ryder insistió en que el problema de vejiga de Austin «no está relacionado con su diagnóstico de cáncer y no ha tenido ningún efecto en su excelente pronóstico de cáncer».

Asimismo, Ryder aseguró que se había notificado a la Casa Blanca y al Congreso la ausencia de Austin, como parte del compromiso sobre la transparencia acerca de su salud, después de que el ocultamiento al Gobierno durante más de una semana de una prostatectomía y de la posterior hospitalización del jefe del Pentágino generara fuertes críticas en su contra a primeros de año.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, reconoció que Austin cometió un error al no informar sobre su hospitalización, pero aseguró que seguía confiando en él para el cargo y que considera que puede seguir ejerciendo sus funciones pese a sus problemas de salud.