El Almería alarga el desenlace de LaLiga


ESPAÑA.- La resaca por la eliminación europea del Barcelona se ha trasladado a LaLiga y los de Xavi pincharon en Almería cuando lo tenían todo a su favor para dejar media Liga sentenciada después del pinchazo del Real Madrid el día anterior, así lo informó Marca.

Llevaban siete victorias ligueras seguidas, sabían que los de Ancelotti habían empatado y que un triunfo les daba 10 puntos de ventaja, visitaban a un Almería en plena crisis de resultados y en la última jornada se llevó seis goles en Girona… lo tenían todo a su favor pero no fueron capaces de superar a un equipo necesitado que puso más ganas que ellos sobre el terreno de juego.

La presión por eludir el descenso se impuso a la opción de sentenciar media Liga. Y lo que podían ser 10 puntos de ventaja se han transformado en siete a tres semanas del Clásico del Camp Nou.

Los de Rubi salieron muy enchufados al partido. La goleada de Montilivi escoció mucho y ya dijo su técnico en la previa que ante el líder querían mejorar sobre todo la imagen. El resultado final dependería de más factores, uno de ellos la intensidad. Y por ahí ganó el Almería el partido.

La jugada del 1-0 es un claro ejemplo de ello. Rodrigo Ely roba un balón a Gavi yéndose al suelo con contundencia y lanza un balón largo que controla de espaldas Luis Suárez y este mete un balón picado hacia El Bilal que se planta solo ante Ter Stegen y le bate de un fuerte disparo por alto. Espoleado por el gol, el Almería pudo doblar su renta sólo un par de minutos después con un remate en escorzo de Baptistao que despejó Ter Stegen con el pie a córner.

Xavi reservó en Almería a jugadores importantes como Koundé, Araujo, Balde o Raphinha, a los que hay que sumar las importantes bajas por lesión de Pedri, Dembélé y Ansu Fati. Aún así, el once inicial era de garantías por lo que no hay excusas en este aspecto. Influyó más la actitud de no afrontar un partido incómodo ante un Almería extramotivado y que no eludía el contacto. Fernando no tuvo apenas problemas en la primera parte y las mejores acciones ofensivas fueron de los locales. En la segunda parte Xavi sacó a Raphinha por Kessie buscando más profundidad en banda y que lo locales se vieran más sometidos.

El Barcelona consiguió encerrar a los de Rubi, pero sin crear ocasiones de peligro. Se notó la entrada del brasileño. La defensa de los andaluces despejaba con contundencia cualquier balón esperando que alguna contra volviera a sorprender a Ter Stegen. La siguiente acción de Xavi fue dar entrada a Araujo y Marcos Alonso para jugar con tres defensas atrás y reforzando el centro del campo con Sergi Roberto, que dejaba el lateral. La primera ocasión seria del Barça llegó en el minuto 71 con un centro chut de Ferran Torres que estuvo a punto de sorprender a Fernando. En el último cuarto de hora Xavi dio minutos a Pablo Torre y al juvenil Alarcón. Un disparo por bajo de Alarcón y otro centro chut de Ferran Torres que rozó Araujo fueron las dos únicas opciones que tuvieron los catalanes para poder empatar. Y en el tiempo añadido Embarba tuvo el 2-0 en un mano a mano pero Ter Stegen lo evitó.

La fe del Almería tuvo premio y se lleva tres puntos importantísimos que rompen una racha de tres derrotas seguidas y que le sacan del descenso. El Barcelona, pese al acoso final, suma dos derrotas en cuatro días que siembran dudas antes de que el jueves visiten el Santiago Bernabéu en la ida de la semifinal copera.