Ecuador: liberan a los 57 policías y guardias penitenciarios retenidos en seis cárceles

Comparte en redes

El sistema penitenciario de Ecuador confirmó el viernes en un comunicado la liberación de los 57 guardias penitenciarios y policías retenidos en seis cárceles desde la víspera, en medio de dos nuevas jornadas violentas en el país con ataques y explosivos en varias ciudades.

ECUADOR.- El Servicio de Atención a Personas Adultas Privadas de Libertad (SNAI), ente responsable de las cárceles, aseguró que la liberación se logró sin uso de la fuerza y que los funcionarios que estuvieron retenidos al desde el jueves se encuentran “a buen recaudo”, tras practicárseles exámenes médicos.

El SNAI adjudicó previamente los hechos a “una respuesta de grupos criminales ante las intervenciones de la fuerza pública en los centros carcelarios”. La misma relación atribuyeron autoridades de Seguridad del gobierno a los ataques con explosivos y coches bombas que se sucedieron desde la noche del miércoles hasta la madrugada del viernes. Hubo dos nuevos ataques con artefactos explosivos en las últimas horas.

Uno de ellos se produjo a las 03.00 (0800 GMT) del viernes en un puente que conecta las ciudades de Machala y El Guabo, en la provincia costera de El Oro, informó a The Associated Press el comandante de policía de esa zona, Luis García. El hecho no dejó heridos ni víctimas, pero el paso permanece cerrado mientras se evalúa la estructura.

Otra detonación de un tanque de gas de uso doméstico, al que se le adhirieron tacos de dinamita, ocurrió el jueves en la noche debajo de un puente que une las ciudades de Archidona y Tena, en la provincia de Napo, informó a AP el comandante de la policía local, Fausto Martínez.
Relató que durante la captura de tres adultos y un menor que se movilizaban en un taxi se encontraron 50 tacos de dinamita que “ya estaban sincronizados en un artefacto explosivo” con mecha lenta y cápsulas detonantes y que fueron desactivados en dos explosiones controladas por agentes especializados.

Martínez dijo que se desconoce la pertenencia de los detenidos a algún grupo criminal y el motivo del ataque.

El experto y analista en seguridad Hugo Acero señaló desde Colombia a The Associated Press que “es un libreto de los narcotraficantes, es un libreto viejo que hace referencia a la época de Pablo Escobar» y aseguró que estas acciones buscan “intimidar, crear terror, mostrar poder y exigir que no se toque a esas estructuras criminales”.

Manifestó que la ola de atentados provoca una presión social hacia el gobierno justo cuando se realizan los traslados de algunos jefes de las estructuras criminales a otras cárceles.