Economista Lazo ante discurso del Pdte. Bukele sobre medicina amarga para la economía: «El gobierno tiene los instrumentos de aplicación de política económica para poder avanzar en la solución de esta problemática tan sentida entre la población»

Comparte en redes

El economista Lazo aseguró que para mejorar la economía se tiene que tener un plan de desarrollo de largo plazo, no de un gobierno.

EL SALVADOR.- El economista Francisco Lazo se refirió al discurso del presidente de la República, Nayib Bukele el pasado 1 de junio, donde se comprometió a sanar la economía del pueblo salvadoreño y que de ser necesario habría que «tomar medicina amarga».

El economista Lazo expresó que según diversas encuestas lo que más le afecta a la población salvadoreña es el tema de la economía, donde se destaca inflación, problemas de empleo, pobreza, por lo que una vez resuelto el problema de seguridad, lo que corresponde es avanzar hacia el tema económico.

“Como lo dice el presidente muy bien, ‘para sanar la economía, quizá haya que tomar medicina amarga’, no esta siendo taxativo que va implementar medicina amarga y en esto hay que ser claro que el gobierno tiene los instrumentos de aplicación de política económica para poder avanzar en la solución de esta problemática tan sentida entre la población”, declaró Lazo en una entrevista televisiva.

Lazo señaló que hay diversas propuestas como las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI) donde exponen un ajuste de 3 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) en tres años, y que quiere decir con eso, «en términos de la economía publica tiene usted que reducir 3 puntos de lo que implica el gasto público e incrementar también los ingresos bursátil», explicó.

El economista indica que «la receta» del FMI donde dice que deben subir dos puntos del Impuesto al Valor Agregado (IVA), tiene que reducir el gasto público en la planilla del Estado.

«Si uno quiere decir que por ese lado el trago será amargo, si, porque si se suben dos puntos del IVA pues esto lo va a resentir la población por la regresividad que tiene el IVA si se reduce la plantilla pública, estos si son tragos amargos», argumentó y añadió que «ojala que haya un ajuste necesario pero que traiga tanto trago amargo».

Ante ello, Lazo aseguró que para mejorar la economía se tiene que tener un plan de desarrollo de largo plazo, no de un gobierno. En esa línea de trabajo, el economista mencionó que elaboró cinco propuestas que considera pueden beneficiar a solventar la situación económica del país.

La primera propuesta para crear un plan de desarrollo económico a largo plazo es invertir en educación técnica. «¿Qué es lo que hay que hacer? Educación, mejoremos la educación técnica y apoyemos la educación técnica».

La segunda propuesta hace referencia a las compras públicas mediante mecanismos bursátil, conocida como subasta inversa, «aquí se puede lograr ahorros importantes en el gasto público. He hecho cálculos que con este mecanismo se puede estar ahorrando hasta 3 puntos del IVA con compras publicas mediante mecanismos bursátil; no hay necesidad de subir 2 puntos del IVA, es decir, este es un ajuste no doloroso y lo podemos hacer».

Como tercer propuesta que sugiere Lazo para mejorar la economía es emitir una moneda fraccionaria, «con esto tendríamos una recuperación política monetaria mínima, pero algo tendríamos; el Banco Central ha estado gastando aproximadamente $220 millones por esta trayendo monedas fraccionarias, cuando lo podemos hacer nosotros».

Asimismo, propone crear un fondo de desarrollo productivo con las remesas, obligando a la banca a prestar dinero para actividades económicas clave.

Como quinta y última propuesta dada por el economista es la implementación de una moneda digital, «con esto el gobierno podría administrar mejor los subsidios, podría también mejorar pensiones, salarios; es un mecanismo no muy complicado de aplicación, no se silenciaria mucho de lo que es la tarjeta solidaria del subsidio del gas», detalló Lazo y agregó que «una moneda digital pudiese ayudar muchísimo para los paquetes escolares. El gobierno sabría a quien le estaría dando las cosas y se estarían obteniendo ahorros públicos».

El presidente Bukele afirmó en su discurso que pretende mejorar la economía de El Salvador en el próximo quinquenio, asegurando que en este tema se requerirá probablemente una «medicina amarga».

«El país ya se curó de las pandillas y ahora quiere curarse de la mala economía», declaró Bukele, sosteniendo que, «quizá, en este nuevo tratamiento para sanar a la economía, también haya que tomar medicina amarga», advirtió el pasado sábado durante su discurso desde el Palacio Nacional.