Denuncian que centro escolar en Ilopango obliga a padres de familia y a estudiantes a ir a misa o amenazan con no matricular a los niños y jóvenes el próximo año

Comparte en redes

Cobro de $40.00 al año «por tener a los niños en esa escuela» y es obligatorio que los estudiantes lleven calificaciones arriba de siete para que no los «dejen aplazados», son otras irregularidades que denuncian los padres de familia.

EL SALVADOR.- Padres de familia de estudiantes del Complejo Educativo San Bartolome Apóstol, de Ilopango, denuncian que en el centro escolar es obligatorio que los responsables de los niños y jóvenes asistan a misa, completando al menos seis sellos de asistencia, caso contrario, les advierten que el próximo año no tiene derecho a matricular a los alumnos nuevamente.

En concreto, son diez misas por año y para que un estudiante pueda seguir matriculado, se debe tener al menos seis sellos. «Varias iglesias católicas se prestan para condicionar a los alumnos y padres de familia», denuncian.

«Nosotros somos adultos, pero un niño se desespera rápido», afirma un padre de familia que pidió no se revele su nombre. Seguidamente, explicó que la misa dura entre dos horas a dos horas y media, e incluso, les han informado que deben llegar media hora antes. «O sea, una misa de tres horas… se aburre uno de adulto, no se diga un niño», dijo.

En ese sentido, dijo: «quisiera que nos ayuden o que llegue este mensaje a las instituciones correspondientes y que lleguen a evaluar si es algo que está dirigido por el gobierno o porque simplemente hay que hacer lo que se dice allí porque ellos mandan, supongo yo».

Seguidamente, explicó que, «para que ellos puedan hacer esas normas tienen que ser un colegio privado y hacerles saber a los padres de familia por medio de una reunión y preguntar si están de acuerdo o no, pero aquí de la noche a la mañana nos enviaron esas normativas, solo porque si y hay que hacer lo que dice allí y punto… ojalá y puedan hacer algo para cambiar esa situación».

Otro padre de familia que también pidió no revelar su identidad, explicó que, con respecto a no cumplir con las asistencias, «no importando si uno ya ha matriculado al niño el año anterior en esa institución» pero ya no son aceptados en caso de no cumplir con esa «norma».

«Aparte de eso, allí es obligatorio que los niños lleven calificaciones de siete para arriba, porque de ser menos, los dejan aplazados y solo les permiten que vuelvan al mismo grado, un año, si vuelven a reprobar, los expulsan sin darles otra oportunidad», denunció.

En ese contexto, según informaron a La Noticia SV, existe un descontento de los padres de familia debido al aumento de las reglas en las parroquias a las que deben asistir y de quienes no pertenecen a la religión católica.

Incluso, otro padre de familia denunció que les cobran $40.00 al año «por tener a los niños en esa escuela y es pública porque dan todo, lo que da el Gobierno. Pero a nosotros nos dicen que esos 40 dólares se tienen que ir a depositar al banco y que es una ofrenda y tenés que llevarles el recibo que ya los depositaste, es 40 dólares por familia», aseveraron.