Confirman el primer caso humano de gripe aviar en Texas, Estados Unidos

Comparte en redes

Estuvo en contacto con ganado infectado. 

ESTADOS UNIDOS.- El departamento de Salud de Texas en Estados Unidos ha confirmado la primera persona en contraer la influenza aviar H5N1 después de haber estado en contacto con ganado infectado. Este incidente, que ha desatado una serie de medidas preventivas, refuerza la necesidad de mantener una vigilancia constante sobre la propagación de enfermedades zoonóticas.

El individuo afectado por esta enfermedad presenta inflamación en los ojos como único síntoma. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) realizaron pruebas de confirmación durante el fin de semana pasado, revelando la presencia del virus H5N1. Es importante destacar que, en casos anteriores, la gripe aviar en humanos ha manifestado una variedad de síntomas, desde formas asintomáticas o leves hasta complicaciones graves como neumonía y, en casos extremos, la muerte.

Sin embargo, las autoridades federales de Estados Unidos han reiterado que este caso no altera significativamente el riesgo para el público en general, el cual se mantiene bajo. Aunque este es el segundo caso de influenza H5N1 en la nación norteamericana y el primero en ocurrir tras la exposición al ganado, se enfatiza que no hay motivo para entrar en pánico. Las autoridades de salud de Texas también han asegurado que las infecciones de influenza aviar H5N1 en ganado vacuno no representan una amenaza significativa. Esto se debe a los protocolos de seguridad implementados en las lecherías, donde el líquido de las vacas enfermas es descartado, y al proceso de pasteurización, que elimina eficazmente posibles virus al calentar la leche a una temperatura de 63 grados Celsius por media hora.

La gripe aviar, también conocida como influenza aviar, es una enfermedad infecciosa viral que afecta principalmente a las aves, tanto silvestres como domésticas. Descubierta por primera vez a principios del siglo XX, esta enfermedad ha causado preocupación a nivel mundial debido a sus brotes esporádicos en diferentes regiones del mundo. Lo más alarmante es su capacidad para saltar la barrera entre especies e infectar a los humanos. Este evento reciente en Texas es un recordatorio contundente de la importancia de la vigilancia y la cooperación internacional en la detección y prevención de enfermedades zoonóticas.