Argentina inicia ganando en la Copa América con un 2-0 a Canadá


Goles de los argentinos Julián Álvarez y Lautaro Martínez.

ESTADOS UNIDOS.- Con un Lionel Messi explosivo en la segunda mitad, la campeona mundial Argentina comenzó con éxito la defensa del título de la Copa América al imponerse 2-0 a Canadá, en la apertura este jueves de la edición de Estados Unidos-2024 en Atlanta.

Los delanteros Julián Álvarez, a los 49 minutos, y Lautaro Martínez, a los 88, se encargaron de los goles en el Mercedes-Benz Stadium, que lució de celeste y blanco ante la masiva presencia de 70.564 espectadores.

Con esta victoria en la apertura del Grupo A, que Chile y Perú completan, Argentina extendió su invicto a 21 partidos desde aquella sorpresiva ante Arabia Saudita en el Mundial de Catar-2022.

La Albiceleste, campeona en Brasil-2021 frente a la Seleçao en el Maracaná, busca su decimosexta corona de América para convertirse en la selección con más títulos en la historia de la competición, un honor que hoy comparte con Uruguay al contabilizar 15 trofeos cada uno.

La primera fecha del Grupo A se completará el viernes cuando La Roja y los incas se encuentren en Arlington (Texas).

El libreto de la primera parte, con Argentina dueña del partido, en nada cambió en la segunda mitad, y a ese absoluto control supo darle lo que le faltó en la etapa inicial: el gol.

Messi frotó la lámpara a los 49 minutos cuando filtró la pelota a espaldas de los defensores para habilitar a Mac Allister. El balón quedó dividido en el área grande tras chocar con Crépeau, y allí apareció Julián Álvarez tomando el rebote para marcar el 1-0.

El gol le dio tranquilidad a los campeones del mundo y forzó a Canadá a salir de su parcela, plantándose metros más arriba, todo un manjar para la velocidad en ataque de los hombres de Scaloni.

Messi tuvo el segundo gol en sus pies a los 64 minutos tras un saque largo del ‘Dibu’ Martínez. El capitán albiceleste ganó en velocidad a Cornelius, pero el remate nuevamente encontró a Crépeau bien parado.

Canadá estaba golpeado anímicamente y así lo entendió Messi, que en otro arranque en velocidad a los 79 desperdició otra situación de gol cuando en solitario cabalgó por la derecha y punteó la pelota sobre Crépeau, con tan mal fortuna que se fue besando el poste derecho.

El Mercedes-Benz, enloquecido, quería el gol del 10, pero Crépeau le había bajado la cortina al astro argentino, pero no contó con que entonces los fabricaría, como hizo a los 88, cuando habilitó a Lautaro Martínez, sustituto de Álvarez, para que el capitán del Inter de Milán marcara el 2-0 final.

Con información de Agence France-Presse.