W. Araujo: «es urgente que el país rompa, después de 40 años, el candado contrainsurgente que tiene la Constitución d’Aubuissoniana»

Comparte en redes

Araujo recomendó que lo primero que se trabaje en las reformas constitucionales, es que se derogue el artículo de las cláusulas pétreas «porque fueron vulneradas por el mismo sistema político-jurídico salvadoreño».

EL SALVADOR.- En el análisis político de la semana de Las Cosas Como Son, conducido por el periodista Natan Vaquiz, el analista político, Walter Araujo, el abogado Julio Valdivieso y el economista Carlos Acevedo reafirmaron que es «urgente» que en el mes de abril, los diputados de la Asamblea Legislativa trabajen y aprueben reformas constitucionales, ante el «poder» delegado en las elecciones pasadas, por los salvadoreños a Nayib Bukele y sus diputados de Nuevas Ideas.

«Las reformas a la Constitución de la República nacen de una voluntad y clamor popular», afirmó Araujo, por lo tanto, suponiendo que no se aprobara ninguna reforma en abril: «¿esos 2.7 millones de votos que recibió el presidente Bukele quedarían conformes?, o ¿a dónde quedaría el discurso político de decir que estamos en un proceso de transformación estructural?», cuestión.

Araujo dejó claro que existe la «necesidad» de proceder a «reestructurar» el Estado de El Salvador con cambios «profundos» y «estructurales».

Por su parte, el economista Acevedo sostuvo que la Constitución de la República actual responde a: «una correlación de fuerzas que ya no existe, a intereses políticos que han cambiado y a otras necesidades de la población que ya no son las que están ahora».

En ese sentido, para Araujo, «es urgente que el país rompa, después de 40 años, el candado contrainsurgente que tiene la Constitución d’Aubuissoniana, por llamarla de alguna manera a la de 1983, y a la ruptura de esas famosas cláusulas pétreas que contiene la Constitución, y hoy se tiene la oportunidad de hacerlo».

Entonces, Araujo recomendó que lo primero que se trabaje en las reformas constitucionales, es que se derogue el artículo de las cláusulas pétreas «porque fueron vulneradas por el mismo sistema político-jurídico salvadoreño».

Para Araujo, las candidaturas no partidarias «atomizaron» el principio de cláusula pétrea. Las cláusulas pétreas no pueden ser reformadas. Sin embargo, Valdivieso opinó lo mismo, «el artículo 85, que era el que establecía una de las cláusulas pétreas, fue trastocado», afirmó.

En ese sentido, en el artículo 85 «está claro que el único instrumento eran los partidos, no había forma, no obstante, eso vía una interpretación jurisdiccional, ampliaron el concepto, entonces, modificaste una de las cláusulas pétreas que tenía la Constitución».

«Al haber sido modificada con razón o sin razón, pero con una sentencia, se vulneró el sistema», aseguró Valdivieso… «eso rompe el principio y por eso plantean el tema de que primero se debe hacer la derogación, porque si se deroga el artículo que establece las cláusulas pétreas, ya no tiene sentido todo lo demás, ya no existen las cláusulas pétreas», aclaró.

Seguidamente, Araujo instó a que se priorice temas como: que se cambie el Tribunal Supremo Electoral debido a que, «esa institución se vio permeada e influenciada por ese reparto de poder a los partidos políticos».

Estables nuevos periodos electorales. Dejar definido el tema de la reelección. «Romper» la «exclusividad» que se le dio a los partidos políticos y permitir las candidaturas independientes, «sólidas» y con «representatividad». Incluso, eliminar la deuda política porque «la gente no la quiere».

Ante lo anterior, Valdivieso opinó que se están estableciendo las bases de una sociedad, «para mí, la Constitución es un contrato social, donde se van a poner las reglas del juego en donde vas a querer jugar por los próximos 25 años», dijo.

Tras el análisis, Valdivieso dijo que sí habrá reformas, «no solo las que presentó el vicepresidente Félix Ulloa, sino que van a presentar otras reformas antes del primero de mayo, le dan iniciativa 10 (diputados), la van a aprobar 43 y ya la ratificación eso va a depender de una serie de valoraciones más políticas», concluyó.