Un Inter Miami de Messi recibe goleada contra un Al Nassr sin CR7

Comparte en redes

El conjunto de Leo cae de manera rotunda (6-0) ante un Al Nassr sin Cristiano Ronaldo. El argentino solo disputó los últimos minutos.

MIAMI.- Leo Messi, con rostro totalmente serio, dirigiéndose a vestuarios, pensando posiblemente en lo que acababa de ver. El Inter Miami fue un desastre durante los primeros 45 minutos, dejando en evidencia la dependencia del equipo estadounidense del argentino.

El duelo entre Inter Miami y Al Nassr no empezó de la forma esperada, con Leo Messi en el banquillo y Cristiano Ronaldo en la grada. En solo 12 minutos, el equipo de Arabia Saudí ya iba ganando 3-0 con tantos de Otavio, Talisca y Laporte, que anotó un gol de falta desde su propio campo, sorprendiendo al guardameta.

Pudo ser todavía peor, pero Talisca desperdició un pase de la muerte y Alex Telles mandó arriba un mano a mano ante Callender, ya en el tiempo de descuento. El Inter Miami apenas remató dos veces a puerta por las cinco de su rival, que se dio un festín ante la endeblez defensiva de los norteamericanos. Luis Suárez tuvo una de las pocas ocasiones de los visitantes, con una volea sin demasiado peligro.

El Inter Miami se mostró muy inferior a su rival, mientras la realización se empañaba en enfocar, una y otra vez, a un Messi serio e incrédulo en el banquillo, mientras Cristiano sonreía y celebraba en la grada. Lo peor, eso sí, todavía estaba por llegar.

Nada más iniciarse la segunda parte, el Al Nassr tardó apenas dos minutos en forzar un penalti y conseguir el cuarto gol, por medio de Talisca. Pudo ampliar la ventaja en otras acciones, pero finalmente fue en un córner en el minuto 68, por medio de Maran.

Tata Martino decidió entonces sacar del campo a Jordi Alba y Luis Suárez, mientras mandaba a calentar a Messi y al resto de suplentes en la banda. Talisca redondeó la goleada y correspondiente humillación firmando su hat trick particular. En una decisión sorprendente, el Tata Martino metió en el campo al astro argentino en el minuto 83 para disputar los últimos minutos pero sin hacer mucho por disminuir la derrota.