Sociólogo Rodríguez prevé que la seguridad reconocida por naciones de todos los continentes, dinamizará «totalmente la economía»

Comparte en redes

El sociólogo Rodríguez argumentó que sea probable que entre algunas de las medidas a implementar para el sector económico sea el incremento de impuestos

EL SALVADOR.- Los cambios en materia de seguridad que ha experimentado el El Salvador durante el primer quinquenio de gobierno del presidente Nayib Bukele, ha generado que el país alcance un posicionamiento a nivel internacional, aseguró el sociólogo, Mauricio Rodríguez, acción que ahora puede beneficiar a la inversión extranjera, como parte de la nueva apuesta del segundo mandato presidencial.

«El Salvador en este momento se ha posicionado a nivel internacional con su marca país, diciéndole a la inversión extranjera ‘vengan a invertir con nosotros, aquí tienen seguridad publica y seguridad jurídica de que no se les va a cambiar las reglas del juego’ y eso esta motivando a las empresas porque han encontrado en el país un referente en cual es un país donde se puede trabajar y se respeten las reglas del juego y esa misma acción puede generar una dinamización total de la economía», declaró Rodríguez en una entrevista televisiva.

El sociólogo señaló que en la primera investidura de Bukele, hablo del termino ‘medicina amarga’, el cual la oposición política lo utilizo para tratar de infundir miedo en la población, «sin embargo esa ‘medicina amarga’ ahora la entendemos cinco años después que fue la aplicación de la medicina amarga para la delincuencia del país».

“Estamos entrando en una nueva etapa. en un segundo mandato del presidente Bukele, caracterizado por su estilo de gobernar. Hemos recuperado lo que nosotros llamaríamos la libertad ambulatoria, el pequeño comerciante ya puede invertir, lo que pagaba en renta lo esta invirtiendo en sus pequeños negocios», manifestó el especialista en sociología.

Rodríguez prevé que en la segunda etapa de Bukele la oposición también «infundirá miedo», ya que se refirió a «una segunda etapa de la medicina amarga».

En ese sentido, el sociólogo destacó que «ha llegado el momento de romper paradigmas y decir, El Salvador para poder desarrollarse, para poder progresar tiene que curarse de estos males (violencia), uno de ellos fue la herencia del conflicto armado que fue el tema de las pandillas que no fue tratado como debería ser».

Rodríguez argumentó que sea probable que entre algunas de las medidas a implementar para el sector económico sea el incremento de impuestos «pero no estamos hablando de un incremento de impuesto desmedido porque es algo que también los organismos multilaterales le han exigido al país para poder seguir siendo sujeto de créditos para poder mantener y desarrollar la parte gubernamental», explicó.

Asimismo, indicó como posible medida la justicia tributaria, «que pague más el que tiene mas ingresos y que pague menos el que tiene menos».

El sociólogo resaltó que la simbología que tuvo la investidura presidencial el pasado 1 de junio, el contar con representantes de alto nivel de Estados Unidos y mandatarios de otras naciones es una buena señal de apoyo que tiene el país a nivel internacional.