¿Sabía usted que existen zapatos para mujeres que no afectan la salud de sus pies?


Un par de zapatos incómodos puede producir deformaciones en los pies, según expertos

COLOMBIA.– Los pies cuentan con 26 huesos unidos por articulaciones, músculos, tendones y ligamentos, los cuales ayudan a sostener y equilibrar el peso corporal.

La función de estas extremidades es muy importante, dado que no solo tienen la fuerza suficiente para movilizar al ser humano, sino que también son capaces de realizar las hazañas que se le exige en la cotidianidad, desde caminar largas distancias hasta actividades como el salto triple o el ballet, por mencionar algunos ejemplos.

Por lo anterior, el tipo de calzado que se usa es fundamental, especialmente en el caso de las mujeres, pues según expertos se deben elegir aquellos que son menos perjudiciales para la salud de sus pies, ya que todos los días tienen un trote diferente.

Los zapatos protegen los pies de la intemperie, las heridas y las posibles lesiones, por lo que es ideal utilizar un par que sea saludable, más allá del estilo o la tendencia de su gusto.

Lo que se debe priorizar es la comodidad. Que tanto sus pies como usted, se encuentren en confort al realizar las actividades diarias, con el fin de evitar daños en la columna vertebral y las articulaciones.

Zapatos para estar en casa
De acuerdo con Howard Friedman podólogo de Suffern, Nueva York, la casa es de los lugares donde más se pasa tiempo, por lo que el calzado debe ser cómodo, ajustable y no generar incomodidad.
Contrario a lo que se piensa, las pantuflas no son los zapatos más idóneos para estar en casa, puesto que muchas veces no aporta estabilidad para el pie, así que Friedman recomienda las zapatillas, puesto que «tienden a tener una puntera ancha, lo que ayuda a acomodar los pies a medida que se expanden naturalmente mientras se usan».

Calzado deportivo
Este tipo de calzado no es solamente para hacer deporte, también se puede utilizar en la rutina diaria, puesto que su diseño permite descansar los pies ante el sometimiento de jornadas largas.


Tacón bajo
Para las mujeres que están acostumbradas al uso de tacones, la buena noticia es que estos no son tan dañinos cuando la altura del tacón tiene un promedio de dos a tres centímetros máximos.

Langone afirma que, este tamaño es más saludable porque permite repartir de manera proporcional la presión entre el talón y el antepié.

Lo anterior si se tiene en cuenta que el zapato debe ser acolchado en su plantilla y no causar incomodidad en los dedos de los pies.