Rusia ya no tomará prisioneros a ucranianos: «Mataremos a todos en el campo de batalla»


RUSIA.- El jefe del grupo mercenario ruso Wagner, Yevgeny Prigozhin, afirmó que sus hombres que combaten en la ciudad ucraniana de Bakhmut, en el este del país, matarían a soldados rivales y no harían más prisioneros.

Prigozhin reaccionó así a la publicación en un canal de Telegram afiliado a Wagner de una supuesta grabación de dos ucranianos decidiendo disparar a un prisionero de guerra ruso, sin embargo, el canal no dijo de dónde procedía la grabación y no hay forma de verificar su autenticidad.

“Mataremos a todos en el campo de batalla. No tomen más prisioneros de guerra”, dijo Prigozhin en una grabación de audio el domingo.

“No sabemos el nombre de nuestro hombre abatido por los ucranianos”, dijo Prigozhin, añadiendo que, según el derecho internacional, su grupo estaba obligado a “cuidar, tratar, no herir” a ningún prisionero de guerra.

Dijo que su grupo no quería infringir el derecho internacional y que mataría a todos los soldados en el campo de batalla.

Se ha informado de la presencia de Wagner en zonas de conflicto como Ucrania, Siria, Libia, Mali y la República Centroafricana, donde se le ha acusado de abusos.

Moscú y Kiev se han acusado mutuamente en repetidas ocasiones de matar a prisioneros de guerra desde que el presidente ruso Vladimir Putin envió tropas a invadir Ucrania hace más de un año.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, denunció en abril a las “bestias” rusas después de que apareciera un vídeo que mostraba la decapitación de un prisionero ucraniano. Prigozhin negó las acusaciones de una ONG rusa y de un desertor de Wagner de que miembros de su fuerza de combate fueran los responsables.