Reportó en aduanas un cargamento de sillas plásticas, pero fue descubierto, eran zapatos, carteras y lentes de sol de diferentes marcas

Comparte en redes

Responsable enfrentó la Audiencia Inicial.

EL SALVADOR.- Con suficientes pruebas, la Fiscalía General de la República, FGR, demostró que Mark Antony Simmons Anderson intentó evadir $12,609, 465.49 de impuestos por un millonario cargamento de mercadería, utilizando documentación falsa y no solo eso, inicialmente, reportó que eran sillas plásticas, pero los agentes aduanales verificaron que el cargamento era de zapatos, carteras y lentes de sol de diferentes marcas.

El imputado enfrentó Audiencia Inicial ante el Juzgado de Paz de Candelaria de La Frontera por el delito de Contrabando de Mercaderías, Uso y Tenencia de Documentos Falsos.

Por este hecho, Juzgado resolvió que se mantendrá en prisión provisional mientras continúan las investigaciones en su contra.