Protestas en Hollywood afectan desarrollo de Gladiador II



Según medios internacionales ya llevan 7 días en pausa debido a la huelga de actores


Más de 400 personas, desde actores hasta técnicos y personal de apoyo, se encuentran en un limbo profesional en Hollywood, el epicentro mundial del cine, por la pausa en el rodaje de la película Gladiador 2.


Hollywood vive una de las crisis más desafiantes de su historia. Por primera vez desde 1960, se produce una huelga doble convocada por los sindicatos de guionistas y actores.


La medida de protesta repercute directamente en la producción de películas y series de televisión, proyectos que tomaron una pausa obligada a partir del 13 julio.


Gladiador 2, secuela del clásico Blockbuster del 2000, fue uno de los tantos largometrajes que paralizaron actividades luego de que colapsaran las negociaciones entre SAG-AFTRA y los principales estudios.


La ficción de acción dirigida por Ridley Scott se estaba grabando en Malta con Paul Mescal como Lucius Veurs, Denzel Washington, Pedro Pascal, entre otros talentos. Las cosas se desarrollaban con normalidad en el gigantesco set donde se había construido la réplica de un coliseo romano y decenas de extras se preparaban para una compleja secuencia liderada por el protagonista. Sin embargo, horas después el llamado a la huelga cruzó el Atlántico. Scott y sus productores anunciaron a todo el equipo que el rodaje se detenía.


Según las fuentes internacionales, los trabajadores sintieron mucha incertidumbre por la súbita noticia que implicaba consecuencias económicas para ellos.


Hasta ese punto, se había llegado a completar la mitad de los tres meses de producción que se agendó para el film.


De acuerdo a una publicación de un medio estadounidense, se estima que proyectos de gran envergadura como Gladiador 2 enfrentan costos adicionales de alrededor de $600,000 por semana debido a la retención de escenarios y equipos.


Deadpool 3, por ejemplo, también se filmaba en Londres antes de ser interrumpida de forma abrupta. Sin embargo, más allá de las cifras, hay una preocupación creciente sobre cómo esta huelga reconfigurará el panorama de Hollywood en el futuro.