Primer ministro eslovaco fuera de peligro tras atentado

Comparte en redes

Fico, de 59 años, está hospitalizado desde el miércoles, cuando un hombre le disparó cuatro veces, una de ellas en el abdomen.

ESLOVAQUIA.-  La vida del primer ministro eslovaco, Robert Fico, ya no corre peligro, aseguró este domingo su viceprimer ministro, Robert Kalinak, tras el intento de asesinato que sufrió esta semana.

Fico, de 59 años, está hospitalizado desde el miércoles, cuando un hombre le disparó cuatro veces, una de ellas en el abdomen.

«Su vida ya no corre peligro, pero su estado sigue siendo grave y requiere cuidados intensivos», declaró a la prensa Kalinak.

El premier eslovaco fue sometido a una operación de cinco horas el miércoles y a otra de dos horas el viernes.

«Podemos considerar que su estado es estable, con un pronóstico positivo», dijo Kalinak frente al hospital.

El presunto autor de los disparos, identificado por los medios de comunicación eslovacos como el poeta Juraj Cintula, de 71 años, fue acusado de intento de asesinato premeditado y el sábado fue puesto en prisión preventiva.

Fico fue baleado cuando iba a saludar a sus partidarios tras una reunión del gobierno en la ciudad minera de Handlova, en el centro del país.

Kalinak señaló que Fico había sufrido cuatro heridas de bala, una de ellas grave.

El ministro del Interior, Matus Sutaj Estok, dijo que si uno de los disparos «hubiera llegado unos centímetros más arriba, habría alcanzado el hígado del primer ministro».

Fico, que estuvo al frente del gobierno entre 2006-2010 у 2012-2018, ocupa nuevamente el cargo de primer ministro desde que su partido populista de centro, el Smer-SD, ganara las elecciones generales el año pasado.

Logró este nuevo mandato tras haber hecho campaña sobre propuestas de paz entre Rusia y Ucrania, país vecino de Eslovaquia, y tras prometer un cese del envío de ayuda militar a Kiev, lo que hizo tras salir elegido.

El intento de asesinato causó gran conmoción en el país de 5,4 millones de habitantes, miembro de la UE y de la OTΤΑΝ, que vive una fuerte división política desde hace años.