Presidente electo de Guatemala denuncia «un golpe de Estado en curso»

Comparte en redes

Arévalo acusó en rueda de prensa a la fiscal general y jefa del Ministerio Público, a un juez penal y a la Junta Directiva del Congreso como los promotores del golpe de Estado.

GUATEMALA.- El presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, denunció este viernes «un golpe de Estado en curso» con el que «un grupo de políticos y funcionarios» buscaría impedir que asuma la presidencia del país el próximo 14 de enero de 2024.

«Existe un grupo de políticos y funcionarios corruptos que se niegan a aceptar el resultado [de las elecciones]. Mientras por un lado se han puesto en marcha las formalidades protocolares del proceso de transición, por el otro lado hay un plan para romper el orden constitucional», dijo en conferencia de prensa.

Arévalo señaló a la fiscal general de Guatemala, Consuelo Porras; al fiscal Rafael Curruchiche y al juez Fredy Orellana —todos incluidos en el listado Engel del Departamento de Estado que señala a actores antidemocráticos— de encabezar el supuesto plan.

«El objetivo de ese plan es impedir la toma de posesión de las autoridades electas, incluyendo al presidente, la vicepresidenta y nuestros diputados y diputadas del Congreso», sostuvo el futuro mandatario.

Ante los medios, Arévalo llamó a la sociedad civil, a los empresarios, al movimiento popular, a las iglesias, a las autoridades indígenas y al mundo académico a «unir fuerzas en defensa de la democracia y del respeto irrestricto a la voluntad popular».

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala ratificó la victoria de Arévalo con el 60 % de los votos a su favor. Sin embargo, el Registro de Ciudadanos, otro departamento del mismo tribunal, canceló la personería jurídica de su partido, Semilla.