Presidente Bukele: Te lo dije… La deuda salvadoreña es la de mejor desempeño en los mercados emergentes en 2023


EL SALVADOR.- El presidente de la República de El Salvador, Nayib Bukele, ratificó: «Te lo dije…», respecto al informe de Bloomberg donde asegura que la deuda salvadoreña es la de «mejor desempeño» en los mercados emergentes en 2023.

El Salvador pagó $800 millones en bonos que vencían el mes pasado y recompró $452 millones de deuda con vencimiento en 2025.

Tras el pago y la recompra, el índice de bonos soberanos de Bloomberg indicó que la deuda salvadoreña es la de «mejor desempeño» en los mercados emergentes este año, después de Líbano. Incluso después de un retroceso esta semana, «las notas han tenido un rendimiento del 19%, en comparación con un promedio del 2,3% para otras naciones en desarrollo».

«El Salvador es uno de los ejemplos más extremos de cómo los bonos gubernamentales más riesgosos del mundo se han recuperado después de haber sido sobrevendidos el año pasado por administradores de dinero que esperaban una ola de incumplimientos», afirmó Bloomberg.

También, «es una señal de cómo los inversores se han entusiasmado con Bukele. En lugar de preocuparse por él llevando la economía al suelo, están hablando sobre su aceptación de la prudencia fiscal y mirando en gran medida más allá de sus tendencias autocráticas», según Bloomberg.

«Pasamos del escepticismo, de mirar los números y escuchar su anuncio de pagar el bono, a básicamente sorprendernos de una buena manera por su fuerte disposición a pagar», enfatizó Federico Kaune, jefe de renta fija de mercados emergentes de UBS Asset Management en Nueva York.

Por su parte, el especialista regional para América Latina de la firma de gestión de activos Ninety One en Nueva York, Christine Reed, dijo: «Nos encanta su disposición a pagar».

Sin embargo, Bloomberg dijo que «hay muchos escollos potenciales por delante». Reed sostiene que «es poco probable que El Salvador pueda generar suficientes reservas para llevar a cabo más recompras en el futuro», mientras que Kaune lo llama una «inversión arriesgada, preocupada por una alta carga de deuda y preguntas sobre su perspectiva fiscal».

Por ahora, «los inversores han ignorado en gran medida las preocupaciones sobre las políticas de Bukele: su enfoque duro hacia el crimen en realidad ha ayudado a las perspectivas económicas», aseguró Bloomberg.

El producto interno bruto creció a un ritmo robusto en 2022 debido a la «reducción sin precedentes de la delincuencia, y las fuertes remesas y los ingresos por turismo», según un comunicado del FMI después de una visita oficial del personal el 8 de febrero, así lo informó Bloomberg.

El déficit fiscal también se está reduciendo, cerrando el año pasado en 4.6% del PIB, por debajo del 5.6% en 2021, según datos de Fitch Ratings.