Pandillero es condenado a 81 años de prisión por homicidio, privación de libertad y agrupaciones ilícitas en San Miguel

Comparte en redes

Mientras que otro delincuente recibió 60 años de cárcel por diferentes delitos.

EL SALVADOR.- Este 29 de febrero, el Juzgado Segundo Contra el Crimen Organizado de San Miguel condenó con una pena de 81 años de cárcel a Juan Carlos Orellana Amaya por su responsabilidad en los delitos de homicidio agravado, privación de libertad y agrupaciones ilícitas.

Otros de los condenados fue José Abel Martínez Flores, a quien el tribunal impuso 60 años de prisión; mientras que, Josué Antonio Galeas Martínez fue condenado a 30 años de cárcel, ambos por homicidio agravado.

Los delitos fueron cometidos en diferentes municipios del departamento de San Miguel, principalmente en Chapeltique y Ciudad Barrios.

Otros de los condenados, pero en esta ocasión por el Tribunal 5° contra Crimen Organizado condenó a Erick Salvador Hernández Bonilla a 30 años de prisión; 25 años por homicidio agravado y 5 por agrupaciones ilícitas.

Las pruebas presentadas por la FGR confirmaron que Hernández Bonilla participó en un crimen el 5 de enero del 2017 en el caserío Las Peñas, de San Lorenzo, en San Vicente.

Además, las autoridades tuvieron conocimiento que la pandilla dio la orden para que asesinaran a la víctima, a quien privaron de libertad y obligaron a que cavará el agujero donde lo enterraron. Bonilla les facilitó el transporte para que huyeran del lugar después del homicidio.

En la vista pública, el juez también condenó a 5 años de cárcel a Clemente Antonio Castro Jovel por el delito de agrupaciones ilícitas. Las autoridades comprobaron que pertenece a una estructura que operaba en el casco urbano y rural de San Lorenzo, en San Vicente.