Nuevos detalles sobre la captura de un fugitivo salvadoreño de la MS-13 en Massachusetts

Comparte en redes

Wilmer A. Garcia-Manzanares, de 44 años, era buscado por asesinato y otros crímenes en El Salvador. Él habría ingresado ilegalmente a los Estados Unidos por cuarta vez en una fecha desconocida, dijo ICE, y al darse cuenta de su presencia en Massachusetts, los agentes lo arrestaron sin incidentes.

ESTADOS UNIDOS.- Una parada de tráfico en la Interestatal 95 en Massachusetts la semana pasada condujo a la captura de un miembro fugitivo de la pandilla MS-13 buscado por asesinato en El Salvador.

https://www.facebook.com/story.php?story_fbid=725166336415111&id=100067652547198&mibextid=WC7FNe

La Policía Estatal de Massachusetts dijo que uno de sus agentes detuvo una minivan Honda Odyssey negra en la I-95 en Canton por infracciones de vehículos motorizados el 18 de febrero alrededor de las 8:45 p.m.

Cuando el policía le pidió su licencia de conducir, el hombre dijo que no tenía ninguna. En cambio, le mostró al policía una fotografía en su teléfono de una licencia de conducir emitida en El Salvador y le proporcionó un pasaporte de ese país que lo identificaba como Wilmer A. García-Manzanares, de 44 años.

El policía estatal regresó a su patrulla y consultó la base de datos del Centro Nacional de Información Criminal, que reveló que García-Manzanares era un fugitivo de El Salvador, miembro de la violenta pandilla MS-13 y era buscado por homicidio y extorsión en su país de origen. La respuesta del NCIC también indicó que García-Manzanares podría estar armado y ser peligroso, había cometido múltiples delitos en el estado de Nueva York en los últimos años y había sido expulsado previamente de los EE.UU. Interpol también había emitido una Alerta Roja para García-Manzanares en nombre de las autoridades salvadoreñas: una solicitud a los organismos encargados de hacer cumplir la ley en todo el mundo para localizar y retener a una persona buscada en espera de su extradición o entrega.

Agentes adicionales respondieron como refuerzo, y García-Manzanares fue retirado del vehículo y arrestado por conducir un vehículo motorizado sin licencia. Fue llevado al cuartel de la policía estatal en Foxborough para ser fichado.

Después de ser fichado, García-Manzanares fue puesto en libertad bajo custodia del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos para una mayor aplicación de delitos federales.

La información proporcionada por funcionarios federales indicó que había ingresado ilegalmente a Estados Unidos al menos cuatro veces en los últimos años, incluidos cruces fronterizos ilegales hacia Nueva York y Texas. Cada vez, regresó a los Estados Unidos después de su captura y expulsión. “Este fugitivo presente ilegalmente es miembro de una violenta organización criminal transnacional buscado por asesinato en su país de origen”, dijo el director de la oficina de campo de ERO Boston, Todd M. Lyons.