Luis Miguel se habría realizado una manga gástrica para bajar de peso

Comparte en redes

El supuesto doctor del «Sol de México» reveló los secretos del artista para quitarse varios años de encima.

El doctor argentino Cristian Pérez Latorre, supuesto cirujano de Luis Miguel, reveló que fue él quien operó al cantante para que perdiera peso, a través de una manga gástrica y puesto que el artista presentó niveles de glucosa que indicaron que era prediabético, por ello, el procedimiento fue llevado a cabo con urgencia.
Maxi Lumbia, periodista argentino, consiguió una entrevista exclusiva con el médico que además le habría practicado al cantante procedimientos estéticos. «Él estaba bastante excedido de peso, venía con bastantes excesos durante bastantes años, ya había ahí una prediabetes que nos preocupaba un poco», apuntó el especialista.
Agregó que el procedimiento de bypass gástrico fue realizado hace un año, por lo que visitó una clínica ubicada en California, Estados Unidos. Además, destacó que el artista solo se convenció de someterse a la cirugía gracias a su actual pareja, la diseñadora de modas Paloma Cuevas. «Paloma fue la que impulsó todo este proceso, yo creo que ella estaba decidida, por así decirlo, a salvar la vida de Luis Miguel», indicó.
Sin embargo, el galeno reconoció que la cirugía bariátrica del cantante comenzó a pasarle factura en el rendimiento en sus conciertos. Aseguró que, en las últimas fechas en Argentina, su energía comenzó a menguar por falta de vitamina B12, la cual debe administrársele al menos una vez a la semana.

«Luis, con toda su efervescencia, con todo lo de su gira, se olvidó del shot de vitamina y empezó a sentirse un poco débil, que es lo normal, le pasa a la mayoría de los pacientes que tiene esta cirugía», destacó Pérez Latorre, y explicó que el proceso de una manga gástrica consiste en cortar parte del estómago para unirlo con el intestino delgado. «El estómago, que es como una bolsa, al cortarlo por la mitad queda mucho más chico», contó.

Luis Miguel se presentará en El Salvador el 30 de enero.