La ASA ha realizado más de 800 inspecciones en viviendas y comercios del lago de Coatepeque para garantizar que no se esté contaminando

Comparte en redes

Informó que la población puede visitar el lago, detalló que está prohibida la inmersión y actividades como el buceo, por el riesgo que generan las cianobacterias.

EL SALVADOR.- El presidente de la Autoridad Salvadoreña del Agua (ASA), Jorge Castaneda, detalló que en el lago de Coatepeque están realizando inspecciones en las viviendas y comercios de la zona, para garantizar que no se esté contaminando.

Mencionó que se han hecho unas 825 inspecciones, con muestreo de la presencia de cianobacterias. Además, explicó que todas las construcciones que estaban en ejecución y las que iban a comenzar han sido suspendidas, y agregó que no se han autorizado permisos de vertidos en el lago de Coatepeque.

Informó que la población puede visitar el lago, detalló que está prohibida la inmersión y actividades como el buceo, por el riesgo que generan las cianobacterias.

“Hay técnicos de Salud, Medio Ambiente, Obras Públicas, de la Autoridad Salvadoreña del Agua, todas las instituciones trabajando para rescatar el lago de Coatepeque”, dijo.

“Lo que vamos a hacer es rescatar el lago de Coatepeque, primero es el control de los vertidos, por eso se han realizado más de 800 inspecciones; además, la prohibición de la construcción y se han suspendido las construcciones (que ya se estaban ejecutando)”, resaltó.

El presidente de la ASA detalló que, a través de ANDA, han garantizado el suministro de agua potable para los residentes cercanos al lago de Coatepeque

“Lo que buscamos es controlar la situación, que ya está bajo control, y ahora trabajamos por recuperar el ecosistema del lago de Coatepeque”, destacó el funcionario.

El presidente de la ASA dijo que la institución ha llegado al río Tres Ceibas, en Santa Ana, desde el momento en que se impuso la denuncia de contaminación.

“Identificamos diferentes fuentes de contaminación, una es provocada por aguas residuales en una planta de tratamiento, que ha iniciado el proceso sancionatorio, y la otra fuente de contaminación es de una finca ganadera. Los procesos sancionatorios ya iniciaron (en río Tres Ceibas, en Santa Ana); y solo destacar lo último en que las sanciones ya se impusieron, más de $300,000”, explicó.