Joven aceptó su implicación en la violación y asesinato de la niña guatemalteca María Elena González


Aseguró que unos hombres lo obligaron a hacerlo amenazado con un arma de fuego.

ESTADOS UNIDOS. La fiscal a cargo del caso reveló durante la comparecencia en la corte 184 del condado de Harris, Texas, que el joven guatemalteco de 18 años, admitió haber estado involucrado en el asesinado de la niña de 11 años, además de haberla agredido sexualmente ya que unos hombres lo obligaron a hacerlo amenazado con un arma de fuego.


Según la fiscal, el joven de 18 años acudió de manera voluntaria al Departamento de Policía de Shreveport en Louisiana, afirmando que era inocente, sin embargo, con los días cambió su versión admitiendo estar involucrado.

García-Rodríguez dijo que cometió el ataque luego de recibir amenazas por dos hombres afroamericanos, también afirmó que la llave encontrada en el apartamento de la víctima era de él, sin embargo las autoridades creen que nadie más estuvo involucrado.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) afirma que García-Rodríguez ingresó ilegalmente en Estados Unidos cerca de El Paso, Texas el 8 de enero de 2023, siendo hallado por la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos y trasladado al Centro de Procesamiento Central de El Paso. El joven fue entregado a un patrocinado en febrero en Louisiana, el mismo Estado en el que se entregó.

Juan Carlos García-Rodríguez vivía en el apartamento al lado de la pequeña María González con dos compañeros de cuarto, ambos dijeron a las autoridades que el guatemalteco se mudo días después de que María fuera asesinada y cuando le pidieron que entregara la llave él se negó, por ello decidieron cambiar las cerraduras, sin embargo las autoridades ya habían revelado que la llave hallada en el lugar coincidía con la casa.

El asesinato de María González en Pasadena, Texas
El sábado 12 de agosto a las 9am Carmelo González se despidió de su hija y se fue a su trabajo, minutos después María Elena le mandó un mensaje de texto donde le decía que alguien tocaba a la puerta de su casa ubicada en el 1004 de Main Street.

«Dejé a mi niña sola en el apartamento y a los pocos minutos me envía audios diciendo que estaban tocando la puerta, le dije que no abriera, que ya estaba llegando del trabajo», dijo.

Carmelo pidió favor a familiares a que fueran a su casa a ver cómo estaba la niña pero no la encontraron, a las 3pm, el padre llegó a la casa, cuando entró a su habitación halló el cuerpo de su hija dentro de dos bolsas de plástico y debajo de la cama.

La causa de muerte fue asfixia por estrangulamiento, además, la investigación adicional determinó que la víctima había sido agredida sexualmente.

El cuerpo de María fue extraditado a Guatemala donde su familia le dio el último adiós en Salamá, Baja Verapaz el pasado miércoles 23 de agosto.