¿Hay personas que son dulces para las picaduras de mosquitos?

Comparte en redes

Cuando un mosquito hembra pica a un animal o humano, introduce su probóscide (una especie de aguja) en la piel para encontrar un vaso sanguíneo.

ECUADOR.- Los mosquitos pican principalmente para alimentarse; los mosquitos hembra necesitan una comida de sangre para obtener los nutrientes necesarios para desarrollar sus huevos.

Cuando un mosquito hembra pica a un animal o humano, introduce su probóscide (una especie de aguja) en la piel para encontrar un vaso sanguíneo. Mientras succiona la sangre, también inyecta un poco de saliva anticoagulante para evitar que la sangre se coagule y facilite su alimentación.

Esta saliva es lo que causa la picazón y la irritación en la piel. El cuerpo humano reacciona a las proteínas en la saliva del mosquito como si fueran sustancias extrañas, desencadenando una respuesta inmune que produce la picazón, hinchazón y enrojecimiento característicos de una picadura de mosquito.

Existe el mito de que los mosquitos pican más a aquellas personas que tienen la sangre más “dulce”. No obstante, la sangre no es el elemento del cuerpo humano que más atrae a los mosquitos.

Además de la alimentación, los mosquitos también pican para detectar fuentes de alimento, como dióxido de carbono (CO2) y otras sustancias químicas que emiten los seres humanos y animales, lo que les ayuda a localizar a sus presas.

Para picar a sus víctimas, la principal señal que reciben los mosquitos se da por medio de la respiración. Los órganos olfativos del mosquito están en sintonía con el olor del CO2 que producimos cada vez que exhalamos. Los mosquitos pueden detectar a menos de 50 metros de distancia la exhalación que les dice que hay una posible presa para morder.

Según una nueva investigación, quienes tienen una mayor abundancia de microbios en la piel, pero con una menor diversidad, son el alimento favorito de estos insectos. Y el hallazgo, afirman los científicos en la revista PLoS One, puede tener implicaciones en la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos, como malaria y dengue.

También usan sus receptores y la vista para percibir otros indicios, como el calor corporal, la transpiración y el olor de la piel, para encontrar a una víctima potencial.

Comúnmente se ven atraídos a las fragancias con aromas florales o frutales; perfumes, colonias, champú, protector solar, cremas, loción, y hasta los suavizantes de ropa, por lo que se recomienda no usar estos productos al salir de picnic o al caminar en veredas. Asimismo, el ácido láctico es muy atractivo para los mosquitos.

La temperatura es otro de los factores principales a la hora de combatir una picadura de este insecto. Cuanto más alta sea la temperatura corporal, más rápido se encontrarán los mosquitos. Una vez que se acercan a unos pocos metros, pueden sentir el calor y les encanta anidar en las condiciones cálidas.

Un estudio realizado en 2002 por el Journal of the American Mosquito Control Association asegura que beber una cerveza de 350 mililitros al día provoca que los mosquitos se fijen mucho más en tu cuerpo. En todo caso, esta investigación no es apoyada por todos los expertos en la materia.

Por otra parte, estos odian el olor a ajo, albahaca, pimienta y limoncillo. Se recomienda que para evitarlos utilice repelente, vestir colores claros porque a ellos les atraen los colores oscuros y estar relajados para no sudar.

Algunas de las enfermedades más comunes y peligrosas transmitidas por mosquitos incluyen:

Malaria: Es una enfermedad grave causada por parásitos del género Plasmodium y transmitida por mosquitos hembra del género Anopheles. La malaria puede ser mortal si no se trata adecuadamente y afecta principalmente a regiones tropicales y subtropicales.
Dengue: Es una enfermedad viral transmitida por mosquitos del género Aedes, especialmente Aedes aegypti. Los síntomas incluyen fiebre alta, dolor de cabeza, dolor en las articulaciones y erupciones cutáneas. En casos graves, puede provocar complicaciones potencialmente mortales como el dengue grave o hemorrágico.
Chikungunya: Es una enfermedad viral transmitida por mosquitos Aedes, que causa fiebre y dolores articulares severos. Aunque rara vez es mortal, los síntomas pueden ser debilitantes y durar semanas o meses.
Zika: Otro virus transmitido por mosquitos Aedes, especialmente preocupante durante el embarazo debido a su asociación con malformaciones congénitas, como la microcefalia en los bebés.
Fiebre amarilla: Es una enfermedad viral grave que se encuentra en regiones tropicales de África y América del Sur. Se transmite a través de mosquitos del género Aedes o Haemagogus y puede ser fatal.
Virus del Nilo Occidental: Transmitido por mosquitos Culex, este virus puede causar desde una enfermedad leve similar a la gripe hasta enfermedades graves como encefalitis o meningitis.