Hasta para comer se necesita educación, sino el estómago paga el precio, afirmó el naturópata Martínez

Comparte en redes

Para no afectar al estómago, está en juego que las personas tengan la capacidad de poder controlar situaciones emocionales de su vida, indicó el naturópata Wilfredo Martínez.

EL SALVADOR.- El naturópata Wilfredo Martínez aseguró que en el 90 % de los casos, las enfermedades están vinculadas a emociones, por lo que instó a las personas a cambiar por cultura ese chip de pensar que al sentir malestar estomacal primero se debe ir al doctor.

«Hasta para comer se necesita educación, no siempre se tiene los principios y los valores que puede representar una correcta manera de alimentarse y eso puede marcar un hito en la historia de la salud de una persona», advirtió Martínez.

En concreto, los problemas del estómago están relacionados «con cuestiones que las personas no pueden digerir (emociones), no puede manejar cosas, no las puede absorber, y cuando no las puede absorber, el estómago paga el precio», remarcó Martínez.

En ese sentido, para no afectar al estómago, está en juego que las personas tengan la capacidad para poder «digerir» situaciones emocionales de su vida. De lo contrario, «este paciente va a terminar con un problema gástrico», dijo Martínez.

¿Qué recomienda el naturópata? «Cuídense de no ingerir fruta después de comer porque la fruta solo puede esperar media hora para ser digerida».

Es decir, si alguien que almuerza y después se come una fruta, esa fruta debe esperar hasta dos horas para ser digerida, cuando tiene la capacidad para ser digerida en media hora. También, Martínez indicó que la cantidad de bebida también retrasa el proceso de digestión.

Asimismo, «todos los días se debería consumir algo de fibra para garantizar los procesos de evacuación».

Seguidamente, Martínez remarcó que el consumo de pan dulce no genera un tránsito fácil en el intestino. Por lo que, Martínez recomendó que debería haber mayor consumo de vegetales y agua.

«Si se siguen las indicaciones, las cosas pueden cambiar», concluyó Martínez.